Brasil.-  El cultivo intensivo de peces exige una serie de conocimientos para ser sustentable, principalmente de la biología de la especie y de las buenas prácticas, incluido las estrategias de prevención de enfermedades, así como el manejo de la alimentación que debe ser adecuado a las características de cada especie.

La producción de bagres carnívoros se vienen desarrollando de forma rápida en Brasil. Un equipo de científicos de Embrapa y de otras instituciones estudian las peculiaridades biológicas y las principales enfermedades de estos peces, con la finalidad de elaborar un programa sanitario eficiente.

Uno de los grandes desafíos es reducir las pérdidas en la producción relacionadas con el manejo inadecuado, que evoluciona en enfermedades infecciosas y parasitarias. La aparición de una enfermedad está directamente relacionada con fallas en el manejo, en la alimentación y en la ausencia de un programa nacional de seguimiento sanitario.

Con el desequilibrio en la integridad biótica del ecosistema acuático, las variaciones en las comunidades de los peces y sus parásitos reflejan la pérdida de la calidad ambiental, debido a que los parásitos tienen el potencial para responder como indicadores de estrés ambiental o la baja calidad del agua.

La científica Márcia Ishikawa, de Embrapa Meio Ambiente (Jaguariúna, SP), cuya principal línea de investigación son las enfermedades de los peces, también desarrolla un trabajo con bioindicadores, considerando a los parásitos y el perfil hematológico de los peces.

“El parasitismo puede causar un bajo crecimiento y alteraciones en las células sanguíneas, osea en el hemograma. En el cultivo intensivo, estas alteraciones pueden afectar la resistencia a las enfermedades volvieron a los hospederos más susceptibles al estrés ambiental” explica Márcia.

“Los estudios muestran que las operaciones (acuícolas) que utilizan vísceras de pescado, ración artesanal, arroz cocido y sobras de los restaurantes tuvieron una calidad de agua mala, además de la presencia de mayor número de peces parasitados por tricodinídeos, monogenoidea y crustáceos copépodos”.

Los parásitos y las bacterias son los principales patógenos diagnosticados en estudios realizados en el campo en diferentes unidades productoras. Asimismo, la mayoría de veces, estos parásitos y bacterias causan grandes mortalidades sólo cuando están asociadas a baja calidad del agua y fallas en el manejo.

El conocimiento de estas enfermedades, así como sus relaciones con el ambiente y el huésped (pez), son pasos iniciales para el desarrollo de estrategias de control y erradicación más eficientes.

“Es difícil cuantificar los impactos económicos y ambientales causados por el manejo inadecuado”, explica Márcia. “Si consideramos sólo la mortalidad de los peces que ocurre por el manejo inadecuado, podemos conocer cuan grande es el problema y si consideramos las pérdidad de calidad del producto final, entonces, es aun mayor”.

Márcia también analizó los surubí, doncella o zúngaro híbridos (Pseudoplatystoma reticulatum x P. corruscans) y peces nativos, en la región de Mato Grosso do Sul. Considerando el potencial de producción que los surubí poseen por la calidad de su carne y el rápido desarrollo en cautiverio, es necesario que se desarrolle una investigación en conjunto con todos los miembros de la cadena productiva. El intercambio de información entre el sector productivo y las instituciones de investigación es fundamental para buscar alternativas que minimicen las pérdidas por mortalidad en cualquier fase de la producción.

La científica informa que publicó en el año 2012, junto con científicos de Unesp de Jaboticabal,  Mar & Terra Indústria e Comércio de Pescados SA, Universidade Federal da Grande Dourados y Universidade Federal de Santa Catarina, el documento "Biologia e estratégias na sanidade de alevinos de bagres carnívoros", disponible en la librería de Embrapa (www.embrapa.br/publicacoes).

En el documento, los productores de bagres carnívoros encontrarán información para obtener más eficiencia productiva.

Mayor información en:
Serviço de Atendimento ao Cidadão (SAC)
www.embrapa.br/fale-conosco/sac/