Por: Paula Sanz*
Las enfermedades en las truchas pueden aparecer por varias razones: una mala calidad del agua, exceso de excretas, alimento no consumido, deficiencias en alimentación, ausencia de un control de plagas, golpes y traumatismos sufridos por los propios peces, etc.

El comportamiento de la trucha cuando está enferma o sufre cualquier tipo de aflicción pueden variar desde la aparición de movimientos bruscos hasta la falta de apetito, la enfermedad puede producir síntomas que pueden ser externos e internos, o la combinación de ambos dando inicio a uno de los principales problemas que enfrenta las piscifactorías, la aparición de enfermedades que diezman a la población en cultivo y que en algunos casos generan importantísimas pérdidas económicas al sector citado.

A continuación vamos a enumerar algunos síntomas que evidencian enfermedad:

Síntomas externos:
1) áreas descoloridas y erosionadas en el cuerpo
2) hinchazón del cuerpo o agallas
3) ojos hinchados
4) hemorragias sangrantes

Síntomas internos:
1) permutas de color de órganos o tejidos
2) hemorragias en órganos u otros tejidos
3) acaparamiento de fluido en cavidades del cuerpo

Los cuidados preventivos y básicos para luchar de manera anticipada contra estos problemas se basan en la noción de bienestar animal que recoge una adecuada gestión de la cría, es decir un período mínimo de cría, unas densidades de carga máximas, una calidad de agua controlada, una alimentación suficiente y adecuada estableciendo contenidos mínimos de ingredientes vegetales de origen ecológico, unos cuidados sanitarios basados en la prevención (limitándose, por otro lado, los productos aplicables y el número de tratamientos) y un modelo de sacrificio que no deje en un plano secundario el sufrimiento de los animales; sin olvidar una adecuada formación del personal que garantice competencia y experiencia.

Las enfermedades más comunes e importantes de las truchas arco iris pueden ser víricas o bacterianas. He aquí algunas de ellas:

Bacterianas: Enfermedad de la boca roja, enfermedad del agua fría o el síndrome del alevín de la trucha.

Víricas: Necrosis pancreática, necrosis hematopoyética infecciosa.

*Veterinaria en Novainsectos
http://www.novainsectos.es/