Brasil.- Las plantas conocidas por su uso terapéutico en la salud humana también pueden proporcionar un tratamiento eficaz para las enfermedades bacterianas y parasitarias que atacan a los peces en cultivo. Una investigación liderada por Embrapa Amazônia Ocidental (AM) presenta resultados prometedores al encontrar plantas medicinales con sustancias que pueden ser usadas como bioproductos para evitar pérdidas de productividad en piscicultura.

Entre los resultados recientes del proyecto de Embrapa Amazônia Ocidental, cinco aceites esenciales extraídos de plantas medicinales se mostraron eficientes contra la bacteria Aeromonas hydrophila, principal agente infecciosos en la crianza de peces.[PPD_PAYTOREADMORE]

Antibacterianos

Los aceites esenciales que presentan actividad antibacteriana fueron extraídos de plantas como albahaca silvestre (Ocimum gratissimum), el romero (Lippia sidoides), melisa (Lippia alba), menta (Mentha piperita) y jengibre (Zingiber officinalis). La líder del proyecto, Edsandra Chagas, científica de Embrapa Amazônia Ocidental, informó que estos aceites presentan acción bacteriostática (inhiben el crecimiento) y bactericida (producen la muerte de la bacteria).

Anti-parásitos

Otro resultado importante para en tratamiento de enfermedades parasitarias en los peces, utilizando productos naturales, fue la identificación de un principio activo encontrado en algunas plantas aromáticas que puede ser utilizado para el control de parásitos que afectan a los peces. Se trata del eugenol, encontrado en clavo de olor (Eugenia caryophyllata) y albahaca silvestre (Ocimum gratissimum).

Las investigaciones identificaron que el eugenol usando en el tratamiento de tambaqui (Colossoma macropomum) mostró ser eficaz contra los monogenoides, parásitos del grupo helmintos y que son encontrados en las branquias. “Constatamos que el eugenol tiene efectos anti-helmíntico y es un principio activo eficiente en el control de los monogenoides, pudiendo ser recomendado para el uso en la piscicultura” afirmó la científica Cheila Boijink, coordinadora de la investigación.

En base a los resultados preliminares para el tambaqui, la perspectiva es bastante positiva en relación al uso de plantas con propiedades terapéuticas en la piscicultura. “Varios estudios muestran que el empleo de las plantas medicinales no presentan efectos nocivos para la salud humana y para el ambiente, además de presentar resultados prometedores en el control de las enfermedades parasitarias y bacterianas en peces” afirmó Edsandra Chagar, líder de los proyectos de investigación en sanidad acuícola. Países como China, México, India, Tailandia y Japón utilizan los productos naturales en la crianza de peces y camarones, con buenos resultados.

Tambaqui

En Embrapa Amazônia Ocidental, el principal foco de las investigaciones con plantas medicinales en la piscicultura es la mejora de las condiciones de salud del tambaqui, el principal pez cultivado en la región norte de Brasil y que ocupa el segundo lugar en la producción nacional, después de la tilapia (Oreochromis niloticus).

La crianza de tambaqui viene creciendo en Brasil y los datos oficiales indican que la producción de tambaqui corresponde al 22.6% (88 700 toneladas) de la producción total brasileña.

Además del tambaqui, se realizan investigaciones de sanidad acuícola con otras especies de peces como la tilapia y la cachara (Pseudoplathystoma fasciatum), en convenio con otros centros de investigación de Embrapa e instituciones de investigación. Los aceites producidos por Embrapa Amazônia Ocidental están siendo probados en evaluaciones para determinar su actividad inmunoestimulante, antibacteriana y antiparasitaria, en diversas situaciones.

En la evaluación de Embrapa Tabuleiros Costeiros (AL), el aceite esencial de albahaca silvestre presentó la actividad antiparasitaria en tilapia, en el control de monogenoides. Fueron realizados pruebas de laboratorio (evaluaciones in vitro) para verificar el efecto del aceite sobre los microorganismos y la albahaca demostró 100% de eficacia. También se realizaron pruebas en que se expone el pez al producto, llamadas evaluaciones in vivo, y en ese caso la eficacia fue de 88%, con tres aplicaciones en días alternados, en la forma de baños cortos.

En otra prueba, en el Laboratório de Sanidade de Organismos Aquáticos (Aquos) del Departamento de Aquicultura del Centro de Ciências Agrárias de la Universidade Federal de Santa Catarina (UFSC), fuero realizados algunos tratamientos en tilapia con aceites esenciales de plantas de romero (Lippia sidoides) y menta (Mentha piperita). Fueron verificados sus efectos como antiparasitarios contra los parásitos de las branquias de la tilapia, en baños de corta duración. En estos tratamientos, se obtuvo una reducción del parasitismo en 75% con L. Sidoides y en 72.5% con M. piperita.

En el mismo laboratorio de UFSC, se obtuvieron resultados que sugieren el potencial del aceite esencial de diente de albahaca (Ocimum gratissimum) como promotor del crecimiento y de aceite esencial de jengibre (Zingiber officinale) con efecto inmunoestimulante en la tilapia. En estos casos, los tratamientos fueron hechos con la inserción de los aceites en la ración de los peces.

Mauricio Laterça Martins, uno de los responsables de la investigación en UFSC, informó que se viene realizando análisis hemato-inmunológicos, bioquímicos e histológicos para complementar los resultados.

Fuente: Embrapa