Noruega.- El estrés crónico leve puede explicar porque muchos salmones no retornan a sus ríos o el porque se pierde hasta 20% de la producción de salmón cada año. Los estresores crónicos leves, como un inadecuado ambiente, son conocidos por causar problema de aprendizaje y memoria.

Científicos de la Uni Research AS han determinado que el estrés crónico leve puede afectar a los salmones, y que es muy difícil de detectar por los medios tradicionales. Si el salmón es transferido a jaulas en el mar, su capacidad de aprender y adaptarse rápidamente a los nuevos ambientes dictará su capacidad de éxito en el futuro.

El equipo de investigación en el grupo Integrative Fish Biology en el Uni Research AS ha establecido nuevas formas para evaluar la robustez mental del salmón, su capacidad para reaccionar y aprender rápidamente en nuevo ambiente, antes de que sea tarde. Ellos mostraron que los salmones expuestos a agua con calidad pobre aprendieron de forma más lenta y que los marcadores en el cerebro muestras que los peces experimentaron estrés crónico leve.

Identificar las situaciones ambientales que causan el estrés crónico leve mejorara el bienestar de los peces y reducirá las pérdidas de peces en la acuicultura. Además, estos científicos también demostraron que las mismas herramientas pueden ser aplicados para mejorar la restauración de las poblaciones de peces.

Estos datos muestran que se requieren de estrategias de crianza alternativas para la restauración de los peces. Estos tipos de estudios proveerán nuevos indicadores de bienestar para la evaluación del bienestar y con el objetivo de determinar los umbrales de estrés que pueden proveer un bienestar óptimo y mejorar la producción.

Referencia:
A. G. V. Salvanes, O. Moberg, L. O. E. Ebbesson, T. O. Nilsen, K. H. Jensen, V. A. Braithwaite. Environmental enrichment promotes neural plasticity and cognitive ability in fish. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences, 2013; 280 (1767): 20131331 DOI:10.1098/rspb.2013.1331