París, Francia.- Científicos indican que el genoma de trucha arco iris ofrece una oportunidad para investigar la evolución temprana de un genoma duplicado en los vertebrados. Ellos indican que el análisis de todo el genoma de la trucha arco iris muestra que a pesar de 100 millones de año de evolución, los dos subgenomas ancestrales han permanecido extremadamente colineales.

Las duplicaciones total de genoma (WGDs, por sus siglas en inglés) son raros, pero eventos dramáticos resultantes  de una repentina duplicación de la secuencia del genoma completo. Mientras que los WGDs son raros dentro de los linajes animales, ellos son responsables de la evolución de los vertebrados. Hasta la fecha, el proceso de fraccionamiento de los genes ha sido pobremente investigado en los vertebrados.

Los salmónidos son de particular interés en el contexto de que el fraccionamiento del gen es un evento WGD relativamente reciente que ha sucedido hace 25 a 100 millones de años. La trucha arco iris (Oncorhynchus mykiss) es un miembro de la familia de salmónidos que es de interés en todo el mundo, y que viene siendo cultivada.

Los científicos han demostrado que después de 100 millones de años de evolución los dos subgenomas ancestrales han permanecido extremadamente colineales, a pesar de la pérdida de la mitad de los genes duplicados que codifican las proteínas.

Asimismo, ellos indican que sus resultados revelan un lento proceso de rediploidización que desafía la hipótesis actual de que WGD es seguida por una reorganización genómica masiva y rápida y la pérdida de genes.

Referencia:
Berthelot C. et al. 2014. The rainbow trout genome provides novel insights into evolution after whole-genome duplication in vertebrates. Nature Communications 5, Article number: 3657 doi:10.1038/ncomms4657
http://www.nature.com/ncomms/2014/140422/ncomms4657/full/ncomms4657.html