Noruega.- Un proyecto de colaboración entre Noruega e India ha descubierto marcadores para los genes que controlan la resistencia contra la enfermedad bacteriana Aeromoniasis en la carpa rohu. Esta enfermedad es devastadora y afecta la acuicultura de muchas especies de carpa en todo el mundo.

¿Cómo son útiles los marcadores genéticos?

Uno puede usar los métodos de cría selectiva convencional para mejorar características como la tasa de crecimiento. Sin embargo, características como la resistencia a enfermedades son más difíciles de mejorar mediante la cría selectiva. Esto se debe a que no es posible probar directamente la performance (por ejemplo: horas de sobrevivencia) de los individuos en la población sin matarlos o infectar a los potenciales reproductores.

Las pruebas de marcadores para los genes que afectan la resistencia a las enfermedades que han desarrollado Nofima y CIFA permitirán determinar el mérito genético de los individuos en la población para ser evaluada, sin exponer a estos valiosos reproductores a la enfermedad. Los marcadores también permitirán una mejora más rápida de los rasgos.

Los programas de cría pueden usar estos nuevos marcadores para seleccionar a los reproductores de carpa rohu (Labeo rohita) con variantes genéticas que los vuelven más resistentes a las enfermedades. Esto permitirá criar peces que sobrevivan, aun en la presencia de la enfermedad. Las pequeñas comunidades rurales en India que cultivan este pez podrían beneficiarse, debido a que la producción y rentabilidad por estanque podría mejorar de forma sustancial.

La investigación fue financiada por la Norwegian Research Council y el Department of Biotechnology of India, y realizada en Nofima (the Norwegian Institute of Food, Fisheries and Aquaculture research) y CIFA (Central Institute of Freshwater Aquaculture, India).

El pez y la enfermedad

Rohu es cultivada en India, Bangladesh, Burma y Tailandia. La carpa es el grupo más importante en el mundo de especies acuícolas, representa más de la mitad de la producción de pescado mundial proveniente de la acuicultura. Más de 1.2 millones de rohu es cultivado en India por año.

Aeromoniasis es la enfermedad causada por la bacteria Aeromonas hydrophila, es uno de los principales problemas para la acuicultura de carpa rohu en India, y también para otras especies de carpas en todo el mundo. A. hydrophila es una bacteria que causa hemorragias y ulceraciones cuando los peces están estresados. La enfermedad esta ampliamente distribuida y difícil de controlar. Trabajos previos de Nofima y CIFA mostraron que algunos peces heredan genes que les dan una mayor resistencia a la enfermedad. Estos peces tienen un sistema inmune que permite prevenir y luchar contra la infección generada por la enfermedad.

Conocemos que el sistema inmune de los peces es complejo y que la reacción a las infecciones bacterianas probablemente sean controlados por muchos genes diferentes, la mayoría con efectos pequeños sobre la capacidad de los animales para resistir el brote de la enfermedad.

Este estudio

En la búsqueda por marcadores, el código genético (secuencia de ADN) de los genes presentes en diferentes individuos fue analizado. La herencia de las variantes del código genético en más de 3000 genes fue comparado en las familias más grandes que habían sido desafiados con la exposición a la enfermedad. El estudio evaluó la asociación entre el número de horas que un rohu sobrevive después de la infección con la enfermedad y el código genético de los genes que heredaron. De esta forma, varios marcadores genéticos asociados con la resistencia a la enfermedad fueron identificados.

Gen que causa la destrucción bacteriana

Uno de los genes identificado por los científicos de Noruega fue el que forma la proteína perforin, el cual es producido por las células-T y mata de forma natural a las células, y a través de su inserción en la membrana de la célula invadida, como la bacteria, permite a las enzimas ingresar y destruir estas células extrañas. Los animales que heredaron una variante de perforin en particular que sobreviven 2 a 3 horas más que el promedio de los otros animales desafiados con la enfermedad. Los científicos en Inda encontraron que la expresión de este gen en el bazo de rohu se incremento alrededor de 20 veces más después de las 12 horas de la infección con A. hydrophila. Una gran expresión de este gen también se encontró en el tejido branquial después de la infección.

Mayor información:
Nicholas Andrew Robinson
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.