San Diego, EEUU.- Científicos de la Escuela de Medicina de la Universidad de California usaron las microalgas como una mini-fábrica para producir una proteína parásito de la malaria. La proteína producida en las algas, sumado con un cóctel de estimulación inmunológica adecuado para su uso en humanos, genera anticuerpos en ratones para eliminar la infección del mosquito por el parásito de la malaria.

El método, publicado en la revista Infection and Immunity, es el más reciente intento para desarrollar una vacuna que prevenga la transmisión del parásito de la malaria desde el anfitrión al mosquito.

“La mayoría de los enfoques de la vacuna contra la malaria están dirigidas a la prevención de que los humanos se infecten al ser picados por los mosquitos portadores del parásito” dijo Joseph M. Vinetz, MD, profesor de medicina y autor principal del estudio. “Nuestro enfoque es prevenir las transmisión del parásito de la malaria desde los humanos infectados a los mosquitos. Este enfoque es similar al de la vacuna contra la sarampión, el cual es un tema de debate en estos días, debido a que el objetivo es generar inmunidad de grupo en una población. Pensamos que este enfoque es clave para la eliminación global de la malaria”.

Para hacer esto, Vinetz y su equipo querían producir una gran cantidad de Pfs25, una proteína hallada en la superficie de las células reproductivas del parásito de la malaria, que sólo está presente dentro del intestino del mosquito después que se ha alimentado con sangre infectada con malaria. Debido a los anticuerpos contra Pfs25 se puede detener el ciclo de vida del parásito en el mosquito, ellos también pueden bloquear la transmisión del parásito al próximo huésped.

Sin embargo, los Pfs25 plegados adecuadamente son difíciles de producir en laboratorio. Para superar este problema, los científicos recurrieron a una microalga bien conocida por su capacidad para producir biocombustibles. Ellos introdujeron el gen Pfs25 en la microalga. Luego, los científicos dejaron que la microalga haga el trabajo de replicar, construir y plegar la proteína, el equipo fue capaz de purificar el suficiente Pfs25 funcional para pruebas en laboratorio.

Además de su efectividad como productor de proteínas, las microalgas es un herramienta excelente para el desarrollo de vacunas debido a que es barata, fácil de cultivar y ambientalmente amigable. El único requerimiento es los nutrientes químicos para “alimentar” a la microalga.

“Estamos felices de que elPfs25 producido por la microalga puede efectivamente prevenir el desarrollo de los parásitos de la malaria dentro del mosquito” dijo el co-autor del estudio, Stephen P. Mayfield, profesor de ciencias biológicas y director del  California Center for Algae Biotechnology.

Referencia bibliográfica:
Kailash P. Patra, Fengwu Li, Darrick Carter, James A. Gregory, Sheyenne Baga, Steven G. Reed, Stephen P. Mayfield, and Joseph M. Vinetz. Algae-produced malaria transmission-blocking vaccine candidate Pfs25 formulated  with a human use-compatible potent adjuvant induces high affinity antibodies that block Plasmodium falciparum infection of mosquitoes. Infect. Immun. Accepted manuscript posted online 17 February 2015 doi:10.1128/IAI.02980-14
http://iai.asm.org/content/early/2015/02/10/IAI.02980-14.abstract?sid=9d2e5c1b-c7ca-4e6e-a256-770589028a88