Roscoff, Francia.- Científicos publican una revisión de varios enfoques técnicos usados para modificar el desarrollo en las macroalgas. Ellos presentan fuentes eficientes de la modificación del desarrollo y genético de las macroalgas.

Las macroalgas son uno de los recursos renovables en los ecosistemas marinos y tienen varias funciones claves en el ecosistema, lo que contribuye a la productividad de los océanos. Las macroalgas son consumidas de forma tradicional en varios países de Asia, donde son cultivadas a gran escala.

Según las estadísticas publicada por FAO en el año 2014, la producción de macroalgas se incremento de menos de 4.0 millones de toneladas en el año 1980 a casi 20 millones de toneladas en peso húmedo en el año 2012, con más del 50% de la producción total usada para el consumo humanos directo.

En la actualidad, el cultivo de macroalgas es percibida como una excelente fuente alternativa de ingresos para las comunidades de pescadores en las zonas costeras, particularmente por sus ventajas, entre las cuales se incluye su corto ciclo de producción, menor inversión y técnicas de cultivo relativamente simples.

Científicos de la Sorbonne Université de Francia y del Central Salt and Marine Chemicals Research Institute (CSIR) de India acaban de publicar una revisión científica en la revista Frontiers in Plant Science, sobre los esfuerzos en las investigaciones para producir variantes morfológicas de macroalgas de importancia económica, y estudian la base genética detrás de los cambios en su morfología.

En la sección de manipulación genética y mejoras en las macroalgas, los científicos describen las variantes somaclonales, la inducción a la variación morfológica a través de la hibridación somática,  la variaciones morfológicas inducidas a través de la partenogénesis, y las variaciones morfológicas mediadas por la mutagénesis.

Los científicos concluyen que la producción de macroalgas morfológicamente alteradas es una herramienta valiosa para estudiar la genética de los mecanismos de desarrollo básico.

Por otro lados, ellos indican que el estado actual del conocimiento tecnológico ahora permite acceder a nuevas y más poderosas vías para generar macroalgas morfológicamente alteradas, usando los métodos tradicionales, así como la producción de variantes somaclonales, y los nuevos métodos de desarrollo, como la creación de variantes de macroalgas con fenotipos específicos, precisos y predecibles.

Referencia bibliográfica:
Charrier B, Rolland E, Gupta V and Reddy RC (2015). Production of genetically and developmentally modified seaweeds: Exploiting the potential of artificial selection techniques. Front. Plant Sci. 6:127. doi: 10.3389/fpls.2015.00127
http://journal.frontiersin.org/Article/10.3389/fpls.2015.00127/pdf