Un equipo de científicos dedicado al estudio del calcio en un entorno marino ha descubierto una relación directa entre la acidificación de los mares en un proceso de cambio climático y la velocidad a la que los mejillones generan su concha externa. La concha de un mejillón le protege de los depredadores y se forma en una fase muy temprana de su desarrollo. Durante dicha fase son muy sensibles a un pH bajo en el océano provocado por un aumento del dióxido de carbono disuelto en el agua salada extraído de la atmósfera.

Pasaia, España.- Varios investigadores, liderados por científicos de AZTI, han logrado demostrar que el tamaño del plancton marino es clave para su dispersión y distribución global, según se recoge en un artículo publicado en el último número de la revista Nature Communications. El hallazgo es relevante, ya que el plancton es la base de la cadena alimentaria en el mar, produce el 50% del oxígeno que respiramos y a la vez retira CO2 de la atmósfera. Estas funciones dependen de la distribución de las diferentes especies que componen el plancton y del tamaño de los organismos.

Concepción, Chile.- La Dra. Camila Fernández, investigadora asociada del Centro Interdisciplinario para la Investigación Acuícola (Incar), es la encargada de este estudio, cuyas muestras se recolectaron en el centro y sur de Chile. El tema que aborda es el efecto que tienen algunos pesticidas que se usan para combatir el caligus o “piojo de mar” en la actividad y procesos asociados a grupos microbianos (microalgas o bacterias) presentes en los ecosistemas marinos.

Concepción, Chile.- Diversos han sido los reportes que en el último tiempo han dado cuenta del daño provocado por especies no nativas terrestres sobre especies endémicas y sobre la agricultura, ganadería e industria forestal, lo que se traduce en cuantiosas pérdidas económicas para el país. Sin embargo, aquellas presentes en territorio marítimo nacional siguen siendo un campo de baja exploración científica.

Sao Paulo, Brasil.- Una investigación realizada en la Universidad de Sao Paulo estudió el comportamiento de los peces para evaluar el riesgo ambiental y detectar contaminante acuáticos. El nuevo enfoque es considerado innovador y desafía, inclusive, a las concentraciones de contaminantes consideradas seguras por las agencias ambientales, que tienen como función controlar y monitorear regularmente los niveles de contaminantes del cuerpo hídrico.

Hobart, Australia.- Los biomarcadores de ácidos grasos tienen la capacidad de vincular los desechos de la acuicultura en el ambiente con el efecto potencial, ellas son una herramienta valiosa y de creciente aplicación para examinar la influencia general de la acuicultura en los ecosistemas marinos, concluyó un estudio liderado por científicos del  Institute for Marine and Antarctic Studies.