EEUU.- Un equipo de científicos como parte de la Species Survival Commission de la International Union for Conservation of Nature (IUCN) informaron que 20 especies (12%) de meros están en riesgo de extinción si la tendencia actual de sobrepesca continua y que el cultivo de los meros no ha mitigado la sobrepesca.

Los meros, una familia de peces que habitan con frecuencia los arrecifes de coral y son apreciados por la calidad de su carne, están enfrentando amenazas que afectan su supervivencia. El equipo de investigadores de la IUCN evaluó durante 10 año el estado de 163 especies de mero en todo el mundo. Los científicos informaron que 20 especies (12%) están en riesgo de extinción si las actuales tendencias de sobrepesca continúan, y unas 22 especies (13%) se encuentran amenazadas.

Estos hallazgos fueron publicados en la edición de abril de la revista Fish and Fisheries.

“Los peces son uno de los últimos recursos comerciales cosechados de la naturaleza por los humanos, y los meros, se encuentran entre los peces más deseados” dijo el Dr. Luiz Rocha, Curator of Ichthyology en la California Academy of Sciences, y uno de los autores del informe científico. “Desafortunadamente, la falsa percepción de que los recursos marinos son infinitos aun es común en nuestra sociedad, y con la finalidad de preservar los meros y otros recursos marinos necesitamos cambiar esta vieja mentalidad”.

El equipo estima que al menos 90 millones de meros fueron capturados en el 2009. Esto representa más de 275 000 toneladas de pescado, un incremento de 25% con respecto a lo registrado en 1999, y de 1600% superior a las estadísticas de 1950. El mar Caribe, la costa de Brasil y el sudeste de Asia son el hogar para un desproporcionadamente alto número de 20 especies de meros amenazadas.*

Los meros están entre las especies del arrecife de coral que más precio alcanzan en el mercado, son bastante requeridos por la calidad de su carne, y con frecuencia se encuentran entre los primeros peces de los arrecifes de coral en ser sobreexplotados. Su desaparición de los arrecifes de coral podría generar un desbalance ecológico de estos ecosistemas, debido a que son los únicos predadores y juegan un rol importante en controlar la abundancia de animales de los eslabones más bajo de la cadena trófica.

Desafortunadamente, los meros requieren de muchos años (típicamente entre 5 a 10) para madurar sexualmente, volviéndolos vulnerables debido a que requieren de un plazo largo para reproducirse y recuperar sus poblaciones. Además, las pesquerías han explotado su comportamiento natural  capturando un gran número de ellos durante la época de reproducción. Los científicos también han concluido que el cultivo del merco (maricultura) no ha mitigado la sobrepesca en la naturaleza.

Referencia:
Yvonne Sadovy de Mitcheson, Matthew T Craig, Athila A Bertoncini, Kent E Carpenter, William W L Cheung, John H Choat, Andrew S Cornish, Sean T Fennessy, Beatrice P Ferreira, Philip C Heemstra, Min Liu, Robert F Myers, David A Pollard, Kevin L Rhodes, Luiz A Rocha, Barry C Russell, Melita A Samoilys, Jonnell Sanciangco. Fishing groupers towards extinction: a global assessment of threats and extinction risks in a billion dollar fishery. Fish and Fisheries, 2012; DOI: 10.1111/j.1467-2979.2011.00455.x

* Una especies es considerada “amenazada” si esta en Peligro Crítico, Peligro o Vulberable bajo los criterios de IUCN.