Noruega.- Existe una abundancia de peces silvestres alrededor de las piscigranjas, pero no se permite  la pesca dentro de los 100 m de una piscigranjas. Los científicos de Nofima y del Institute of Marine Research han estudiado como utilizar mejor estos peces.

Protección y acceso

Los estudios mostraron que la cantidad de peces silvestres, saithe y bacalao, es mucho mayor al lado de las jaulas marinas que a una distancia de 100 m. Los peces silvestres tienen una tendencia a ser atraídos por las instalaciones físicas en el mar, lo denominado “efecto arrecife artificial”.

Además, ellos presumen que los peces silvestres pueden beneficiarse del incremento del acceso al alimento, directamente de la piscigranjas o por el pastoreo sobre los animales que explotan el incremento del acceso al alimento. Debido a que la pesca no esta permitido dentro de una distancia de 100 m de una piscigranja, la flota costera no tiene acceso a este recurso.

Se necesita considerar a la flota costera

La prohibición de pescar dentro de los 100 m de una piscigranja fue introducida debido al gran riesgo de daño a las piscigranjas y las artes de pesca. Los peces silvestres atraídos a las piscigranjas representan un recurso que puede y debería utilizarse. Esto principalmente beneficiaria a la flota costera debido a que esta flota tiene sus áreas de pesca donde se ubican las piscigranjas.

Una situación “ganar-ganar”

Existen diferentes opiniones, entre los pescadores, sobre los efectos de las piscigranjas en los fiordos. Algunos creen que la abundancia de peces silvestres se ha reducido por el establecimiento de las piscigranjas, mientras que otros indican que las piscigranjas atraen a los peces. El objetivo del proyecto fue estudiar las bases para la pesca en los alrededores de las piscigranjas. Como la pesca puede mejorar para los pescadores y piscicultores.

“Conocemos que las embarcaciones costeras tienen que capturar su cuota de bacalao fuera del límite de 100 m” dijo el administrador del proyecto Bjørn Steinar Sæther.

El proyecto evaluó varios tipos de nasas, que permiten proveer una captura viva, con mejor calidad y beneficios económicos para los pescadores.

Saithe más abundante

El saithe fue la especie predominante alrededor de la piscigranja estudiada. Las observaciones indicaron que el saithe es atraído por las piscigranjas principalmente por el acceso al alimento.

Por otro lado, saithe domina la dieta de los bacalaos grandes, y los bacalaos capturados cerca a las jaulas marinas fueron más grandes que los capturados ha 100 m de las jaulas. Esto indica que los bacalaos grandes son atraídos a las piscigranjas para comer saithe.

Contacto:
Bjørn Steinar Sæther
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.