Reino Unido.- Científicos de la University of Ulster están colaborando con sus socios internacionales para desarrollar una nueva tecnología limpia para destruir las toxinas del agua causadas por las proliferaciones algales nocivas.

El Dr. Tony Byrne, que lidera el equipo de investigación en el Nanotechnology and Integrated Bioengineering Centre (NIBEC), explica “La tecnología limpia es un término usado para describir los productos o servicios que mejoran la performance operacional, productividad o eficiencia, mientras que se reducen los costos, insumos, consumo de energía, desechos o contaminación”.

“El incremento de las proliferaciones algales peligrosas en estuarios y sistemas acuáticos de agua dulce alrededor del mundo es un problema mundial debido a la seria amenaza que posee para la vida silvestre, ganado y humanos” destacó Byrne.

“Las proliferaciones contienen cianobacterias que poseen una seria amenaza debido a que estos microorganismos pueden producir y liberar una variedad de cianotoxinas. Estas toxinas incluyen hepatotoxinas, dermatotoxinas y neurotoxinas con extremadamente alta toxicidad”.

“El dióxido de titanio es un pigmento no toxico, pero cuando es irradiado con luz ultravioleta (UV) se convierte en un poderoso catalizador capaz de destruir los contaminantes en el agua. Este proceso es denominado fotocatalisis y nuestro desafío es incrementar la eficiencia solar debido a que la luz solar contiene sólo una pequeña porción de UV. Ya hemos demostrado la destrucción de la cianotoxinas bajo condiciones de laboratorio usando nueva catalisis bajo luz solar, pero necesitamos entender todo el mecanismo” destacó Byrne.

Contacto:
Patti Holly
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.