EEUU.- La Harvard Law School, Enviromental Law Institute y The Ocean Foundation acaban de publicar el informe “Offshore Aquaculture Regulation Under the Clean Water Act” en donde brinda una opinión sobre la regulación que debería tener la acuicultura en mar abierto bajo las normas actuales.

De acuerdo con el informe el objetivo de la Clean Water Act (CWA) “es restaurar y mantener la integridad química, física y biológica de las aguas de la Nación”; y sus objetivos y estructura permite las condiciones adecuadas para controlar los impactos de la acuicultura sobre la calidad del agua.

El informe indica que aun cuando la acuicultura en mar abierto es una industria naciente, el Environmental Protection Agency (EPA) puede desarrollar las herramientas apropiadas, y recomienda:

- Asegurar que todas las instalaciones en mar abierto que descarguen al océano deben considerarse como fuentes y deben obtener un permiso de descarga;
- Mejorar los estándares para los permisos de las instalaciones de acuicultura en mar abierto estableciendo límites numéricos para todos los tipos de descargas, incluido el escape de los peces cultivados; y
- Identificar las necesidades de datos y desarrollar requerimientos para monitorear e informar para todas las instalaciones en el océano.

Contactos:
Wendy B. Jacobs (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.), Read Porter (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.), o Mark J. Spalding (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.).

Referencia:
Harvard Law School Emmett Environmental Law & Policy Clinic, Environmental Law Institute, and The Ocean Foundation, Offshore Aquaculture Regulation Under the Clean Water Act, (December 2012).