Producir moluscos y algas junto con peces podría proveer una solución ambiental y económicamente viable para volver sustentable a la acuicultura del Mediterráneo.

La producción de lubina y dorada, de lejos las principales especies de pescado consumidos en el área del Mediterráneo, proveniente de la acuicultura se sigue incrementando. Se espera que el sector se duplique entre el 2010 y 2030, convirtiéndose en el primer competidor del turismo por las superficies costeras disponibles. Últimamente, sin embargo, las credenciales verdes de la acuicultura han sido cuestionadas.

El problema es que la acuicultura tradicional genera una tremenda cantidad de desechos de los alimentos ricos en ácidos grasos y proteínas liberados a través de los sistemas de circulación de agua abiertos. “La asimilación de este alimento por las piscigranjas no es mayor al 30%. El resto es desechado” explicó Jean-Paul Blancheton, un investigador de Ifremer, al medio Youris.com. Otra consecuencia de esta práctica es que los parásitos de los peces cultivados y los antibióticos vienen siendo liberados al ambiente.

Además, las preocupaciones económicas se han sumado a las ambientales. La disponibilidad limitada de las dietas y el correspondiente costo impactan al sector, cuestionando de esta forma la sustentabilidad.

Blancheton espera que parte de la solución provenga de la adopción de un enfoque concertado en las políticas de investigación y desarrollo para el campo. Él es el coordinador del proyecto denominado AQUAMED, que es financiado por la UE.

El proyecto AQUAMED tiene como finalidad el encontrar la forma de hacer la acuicultura en el Mediterráneo más sustentable. Uno de los primeros pasos para alcanzar los objetivos del proyecto es completar el mapeo de las capacidades de la acuicultura de cada uno de los 16 países localizados alrededor del Mediterráneo para junio de 2013.

Soluciones a largo plazo podría surgir de este estudio. Por ahora, hay remedios de corto plazo. Una posible solución concreta para los problemas ambientales del sector es la acuicultura multi-trofica integrada, destacó Blancheton. Esto incluye la combinación de cultivos complementarios.