España.- Un estudio internacional liderado por el Hellenic Centre for Marine Research de Grecia, y en el que han participado investigadores del Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía, el Centro Nacionalle di Recerca italiano, el Institut Français de Recherche pour l'Exploitation de la Mer francés y el
Institut za oceanografiju i ribarstvo de Croacia, ha caracterizado los hábitats potenciales para la anchoa en el mar Mediterráneo, comparándolos con los hábitats de sardina en este mismo mar, así como con otros ecosistemas mundiales de mayor productividad.

La identificación del hábitat potencial de la anchoa (Engraulis encrasicolus), en diferentes etapas de la vida -adultos, juveniles y huevos- en relación a los parámetros ambientales, es importante tanto desde el punto de vista ecológico como de gestión del recurso. Para ello, se han utilizado series de datos acústicos de presencia de anchoa, procedentes de distintas zonas del Mediterráneo y de diferentes estaciones del año, junto con datos satélite medio-ambientales y datos batimétricos, para modelar el hábitat potencial de esta especie mediante modelos aditivos generalizados (GAM). Asimismo, se utilizaron datos de distribución de huevos de anchoa procedentes de muestreos de ictioplancton llevados a cabo durante el verano para modelar el hábitat potencial de
desove de esta especie. Posteriormente, se utilizaron estos modelos para producir mapas que presentan la probabilidad de la presencia de adultos, juveniles y huevos de anchoa  en toda la cuenca mediterránea, como una medida de la adecuación del hábitat.

Tanto la profundidad como la concentración de clorofila superficial fueron las variables más importantes encontradas en todos los modelos. Los hábitats potenciales de anchoa se encuentran situados sobre la plataforma continental, en todos los estadios examinados (adultos, juveniles y huevos). Los hábitats potenciales de los juveniles se  asociaron, asimismo, con aguas costeras muy productivas con alta concentración de clorofila superficial. Para los adultos de anchoa se observó una expansión del hábitat potencial desde el pico de desove, a principios de verano, hasta el período de desove tardío, situado a principios de otoño. Sin embargo, las áreas más adecuadas para la presencia de reproductores de anchoa parecen mantener el mismo tamaño entre temporadas. Se observa una superposición del hábitat potencial de desove en junio y julio basado en muestreos de ictioplancton, y áreas de distribución más extensas que las observadas para el hábitat potencial de los adultos en la misma temporada, con datos procedentes de estimaciones acústicas.

El conocimiento de los hábitats adecuados para la anchoa en sus diferentes estadios vitales, puede ayudar a identificar las mejores zonas para el establecimiento de áreas marinas protegidas para esta especie en el mar Mediterráneo.

Referencia bibliográfica:
M. Giannoulaki, M. Iglesias, M. P. Tugores, A. Bonanno, B. Patti, A. de Felice, I. Leonori, J. L. Bigot, V. Ticina, M. M. Pyrounaki, K. Tsagarakis, A. Machias, S. Somarakis, E. Schismenou, E. Quinci, G. Basilone, A. Cuttitta, F. Campanella, J. Miquel, D. Oñate, D. Roos and V. Valavanis, (2013). Characterizing the potential habitat of European anchovy Engraulis encrasicolus in the Mediterranean Sea, at different life stages. Fisheries Oceanography. Volume 22, Issue 2, pages 69–89, March 2013.