La extracción del agua subterránea para las piscigranjas puede causar el asentamiento del terreno a tasas de un cuarto de metro al año, según un estudio del delta del río Amarillo en China. Esto está generando que el nivel de mar en la localidad aumente cerca de 100 veces más rápido que el promedio global.

El nivel del mar mundial está incrementándose cerca de 3 milímetros al año, debido al calentamiento de las aguas y el derretimiento del hielo. Pero en algunos lugares se registra un aumento más rápido, principalmente debido al asentamiento del terreno.

Bangkok se hundió al menos 12 cm por año en los años 80 debido al asentamiento del terreno. Los campos petroleros cerca a Houston, Texas, experimentaron una caída similar durante los años 20 debido a la extracción del petroleo. Los deltas de los ríos también se asientan debido a que los sedimentos de los ríos antiguos se compactan bajo su propio peso y la capacidad de carga del agua para reemplazar los sedimentos es afectado por los diques o sistemas de irrigación. “Puedes obtener tasas de aumento del nivel del mar que son una locura” dijo James Syvitski, un geologo de la University of Colorado Boulder y co-autor del estudio, publicado en Geophysical Research Letters.

Los investigadores encontraron que parte del delta del río Amarillo están hundiéndose hasta 25 centímetros por año, probablemente debido a la extracción del agua subterránea para los tanques de peces. La relación entre la acuicultura y el hundimiento ha tenido poca atención internacional. “Esto es nuevo para mi” dijo Stephen Brown, un científico pesquero en la US National Marine Fisheries Service en Silver Spring, Maryland. “Estamos preocupados por el efecto del nivel del mar sobre los peces” indicó Brown.

Costas cambiantes

El delta del río Amarillo se ha venido hundiendo por décadas. Entre 1976 y 2000, la línea costera retrocedió en 7.0 kilómetros. A finales de los años 80, diques de 30 metros de espesor fueron construidos para detener la erosión y proteger las plataformas petrolíferas en tierra. Pero ninguna de las medidas apuntaron a la causa.

Higgins y sus colegas usaron imágenes de satélite para medir el hundimiento cerca al delta del río Amarillo. Esta técnica requiere una superficie reflexiva, como el pavimento, para obtener lecturas aproximadas, que se usan principalmente en área urbanas. Pero en la región del río Amarillo, los techos de las piscigranjas sirven para este propósito.

Referencia:
Higgins, S., I. Overeem, A. Tanaka, and J. P. M. Syvitski (2013), Land subsidence at aquaculture facilities in the Yellow River delta, China, Geophys. Res. Lett., 40, doi:10.1002/grl.50758.