EEUU.- Las personas ahora usan los pronósticos climáticos a largo plazo para predecir los que ocurrirá en el próximo invierno. Pero los científicos de la University of Washington (UW) y los científicos federales han desarrollado el primer pronóstico a largo plazo de las condiciones que afectarán las pesquerías en el noroeste del Pacífico.

“Somos capaces de predecir las futuros proliferaciones del fitoplancton, las temperaturas del océano y los eventos de bajos niveles de oxígeno, esto ayudará a los administradores pesqueros” dijo Samantha Siedlecki, científica de la Joint Institute for the Study of the Atmosphere and Ocean con sede en UW.

“Este es un experimento para producir el primer sistema de predicción estacional para el ecosistema del océano. Estamos felices por los resultados iniciales, pero hay más que aprender y explorar sobre esta herramienta, no sólo en términos científicos, sino también en términos de su aplicación” dijo  Siedlecki.

En enero, cuando el prototipo fue lanzado, este predijo un inusual bajo nivel de oxígeno este verano frente a las costa de Olympic. Las personas se burlaron. Pero cuando el evento de bajo nivel de oxígeno se desarrollo frente a la costa de Washington en julio, algunos de los escépticos tomaron la herramienta con mas seriedad. La nueva herramienta predice que la tendencia al bajo nivel de oxígeno continuará, y empeorará en los próximos meses.

“Tomamos los modelos de simulación climáticos global y los aplicamos a nuestras aguas costeras” dijo Nick Bond, científico meteorologista en UW. “Lo que está de vanguardia es como la herramienta conecta la química y biología del océano”.

La investigación de Bond típicamente incluye la predicción de las condiciones del océano en las próximas décadas. Pero como climatologista del Estado de Washington, el distribuye sus pronósticos trimestrales del clima. Con este proyecto el decidió combinar los dos, tomando un enfoque estacional para los pronósticos marinos.

La National Oceanographic and Atmospheric Administration  (NOAA) financió el proyecto para crear la herramienta y publicar los dos pronósticos iniciales.

“Simplemente conocer si las cosas serán mejores, peores o permanecerán igual, podría ser realmente útil” dijo el colaborador Phil Levin, un biólogo de del Northwest Fisheries Science Center de NOAA.

La alerta temprana de las tendencias negativas, por ejemplo, podría ayudar a establecer cuotas.

La herramienta se denomina JISAO Seasonal Coastal Ocean Prediction of the Ecosystem, que los científicos llaman J-SCOPE. Todavía está en su fase de pruebas. Queda por ver si la predicción de baja de oxígeno fue sólo suerte de principiante o es una prueba de que la herramienta puede predecir donde las fuertes proliferaciones de fitoplancton causarán condiciones de bajos niveles de oxígeno, dijo Siedlecki.