Victoria, Canadá.- Científicos prueban la efectividad del Índice Global de la Performance de la Acuicultura (GAPI, por sus siglas en inglés) en la evaluación ambiental global de la piscicultura marina. Ellos sustentan su metodología.

La sustentabilidad de la acuicultura es una de las principales preocupaciones. Además la conciencia ambiental de los compradores de productos acuícolas enfrenta un cálculo complejo en determinar como difieren las especies, las regiones productivas y los sistemas de producción.

Por otro lado, un estudio de 63 iniciativas basadas en el mercado concluyó que la falta de coherencia entre las guías, estándares y certificaciones están confundiendo a los compradores.

En este sentido, los científicos del Seafood Ecology Research Group de la University of Victoria, liderados por John P. Volpe, desarrollaron el Índice Global de la Performance de la Acuicultura (GAPI) para evaluar los productos de la piscicultura marina.

Según los científicos el GAPI permite identificar cual producto es el mejor en base a criterios ambientales que permite a los usuarios evaluar la performance dentro de cada especie, país productor, o áreas individuales.

El GAPI es la primera herramienta para evaluar la performance ambiental de la producción de la acuicultura mundial, permitiendo la comparación de especies dispares, métodos de producción y jurisdicciones.

Según los científicos el GAPI permite obtener modelos claros, identificar variaciones significativas de la performance ambiental de las especies que vienen siendo cultivadas, entre otras características.

Fuente:
Volpe J., J. Gee, V. Ethier, M. Beck, A. Wilson and J. Stoner. Global Aquaculture Performance Index (GAPI): The First Global Environmental Assessment of Marine Fish Farming. Sustainability 2013, 5(9), 3976-3991; doi:10.3390/su5093976