Finlandia.- Científicos Finnish Environment Institute del tuvieron éxito en demostrar por primera vez que el microplástico es transferido en la cadena alimentaria marina. El estudio también provee soporte adicional a la sospecha de que muchos organismos del plancton son incapaces de separar las partículas plásticas de su alimento natural y por consiguiente también ingieren plástico.

“Aunque las microesferas de poliestereno fueran evacuadas de los crustáceos planctónicos naturalmente, no se conoce como los plásticos de diferentes formas y tamaños hallados en el ambiente se comportan dentro de los organismos” dijo el científico Outi Setälä de Finnish Environment Institute.

Los hallazgos de un proyecto financiado por la Unión Europea durante el cual los científicos de Finnish Environment Institute colectaron muestras de microlitter del mar y monitorearon bajo condiciones de laboratorios como las pequeñas partículas de plástico viajan en la cadena alimentaria planctónica.

Durante las pruebas de laboratorio, varias taxa de zooplancton fueron expuesta a microesferas fluorescentes de poliestereno de 10 micrometros (um) y el zooplancton etiquetado con las microesferas ingeridas, que incluyó copépodos y larvas de poliquetos, luego fueron ofrecidos a crustáceos más grandes. Las pruebas mostraron que muchas especies ingieren plástico cuando se alimentan. Las micropartículas de plástico fueron transferidos vía estos organismos planctónicos de un nivel trófico a otro nivel más alto.

Las muestras de microlitter colectados del Mar Báltico vienen siendo analizados. Los resultados serán publicados en el año 2014. Estudios iniciales realizados en la costa oeste de Suecia mostró que las capas mas someras del océano contienen una docena de partículas de litter por litro.

Directiva de estrategia marina pide prestar atención al litter marino

El litter marino ha adquirido más atención en los últimos años. Una de las razones para esto es la EU Marine Strategy Framework Directive, el cual describe el estado del ambiente marino con la ayuda de once indicadores, uno de los cuales es el volumen del litter marino. El indicador cubre desde las partículas más grandes que son visibles al ojo humano hasta las partículas litter microscópicas. A la luz de los actuales datos, la mayoría de los litter marinos se origina del continente y consiste de plásticos.

Microlitter comprende partículas más pequeñas de 5 milimetros. Mayor atención se ha prestado a la existencia del microlitter recién en la última década.

“Las partículas de microplástico pueden terminar en el mar como resultado de las descargar industriales o por las aguas servidas urbanas, las cuales pueden contener microplásticos que se originan de los bienes consumidos todos los días. Por ejemplo, algunos productos para el cuidado de la piel y pastas de dientes incluyen sustancias que contienen pequeñas partículas de plástico abrasivos. Algunos microplásticos marinos son el resultado de grandes piezas de plástico que se desintegran en el mar” explica Setälä.

Los microplástico pueden ser peligrosos para el ambiente marino, pero existe poca evidencia científica  para apoyar esto. El mayor problema es el hecho que es imposible remover el microplástico del mar una vez que ya esta ahí. De hecho, mas y mas microplástico entra al ambiente marino de diferentes fuentes durante todo el tiempo.

Para mayor información del proyecto visite: http://gesreg.msi.ttu.ee/en/

Referencia:
Outi Setälä, Vivi Fleming-Lehtinen, Maiju Lehtiniemi, Ingestion and transfer of microplastics in the planktonic food web, Environmental Pollution, Volume 185, February 2014, Pages 77-83, ISSN 0269-7491, http://dx.doi.org/10.1016/j.envpol.2013.10.013.