EEUU.- Científicos cuantificaron los ahorros de agua dulce del consumo de pescado marino en todo el mundo. Un estimado de 7 600 km3/año de agua es usada para la producción de alimentos para los humanos. Reemplazar las proteínas marinas con proteínas terrestres podrían requerir un adicional de 350 km3/año de agua, lo que indica que las proteínas marinas proveen un ahorro actual de agua de 4.6%.

Se estima que para el año 2050 la población humana alcanzará los 9 a 10 billones, lo que incrementa la preocupación sobre como satisfacer las necesidades humanas, incluido el acceso al agua dulce. Durante la última década, el uso del agua ha crecido más de dos veces la tasa del incremento de la población, incrementando la posibilidad de un insuficiente abastecimiento de agua.

En la actualidad, más del 80% del agua es usado para la producción de alimentos para los humanos. Las pesquerías marinas, sin embargo, requieren de poco o nada de agua, y por consiguiente proveen una de las vías más eficientes para soportar la dieta de los humanos.

La cantidad de agua requerida para producir una unidad de un bien es la huella del agua.

La pesca y la acuicultura marina no requieren de agua dulce; así que a pesar de vivir en agua, los peces marinos no consumen agua. Consecuentemente, la proteína marina no tienen una huella de agua. Como resultado, el reemplazar la proteína marina con la proteína terrestre podría dar como resultado en un incremento en la huella del agua.

La baja huella de la pesquerías y acuicultura marina hace de la proteína marina como una fuente fundamental de proteína para una dieta con baja huella de agua, lo cual es especialmente importante para las regiones estresadas por el agua. Además para proveer los ahorros de agua, los pescados son esenciales para la nutrición y la seguridad alimentaria de muchos países pobres.

Los científicos han estimado que 7 600 km3/año de agua es usado para la producción de alimentos para los humanos. Reemplazar las proteínas marinas con proteínas terrestres requerirán un adicional de 350 km3/año de agua, mientras que las proteínas marinas proveen ahorros de agua de 4.6%. La importancia de estos ahorros de agua dulce es altamente desiguales en todo el globo, con ahorro desde poco más de 0 hasta 50%.

Referencia:
Jessica A Gephart, Michael L Pace and Paolo D'Odorico. 2014. Freshwater savings from marine protein consumption. Environ. Res. Lett. 9 014005 doi:10.1088/1748-9326/9/1/014005