San Francisco, EEUU.- Los océanos del mundo de están volviendo más ácidos, cambiando de una forma que no ha pasado en millones de años. Pero ¿los organismos marinos cambiaran con las aguas?

El profesor asociado de Biología de la San Francisco State University, Jonathon Stillman se unió con un equipo internacional de científicos en el llamado por más estudios de como las plantas y los animales marinos pueden adaptarse a la acidificación del océano. Más allá de un ajuste a corto plazo a las aguas ácidas, la adaptación implica cambios heredables en un especie provocada por la selección natural.

Su artículo en la revista Trends in Ecology & Evolution ofrece “un camino para que las personas estudien como los organismos reaccionan a los cambios en el ambiente, para ser capaces de entender como ellos pueden desenvolverse cuando los océanos cambien” dijo Stillman.

Si las plantas y los animales se adaptan con el tiempo a la acidificación, ellos pueden responder a las aguas ácidas en muchas formas diferentes, sugieren los científicos.

“No necesitamos más estudios que nos digan como un organismo responde instantáneamente” a la acidificación, agregó el científico. “Necesitamos conocer como ellos responderán en el futuro y de que depende su capacidad de adaptación”.

Debido a que la atmósfera de la Tierra se viene contaminando por las emisiones de dióxido de carbono de la quema de combustibles fósiles, una parte de este dióxido de carbono interactúa con el agua de mar volviéndola más ácida. Prominentes estudios en los últimos dos años, incluido uno que relaciona el colapso de los hatcheries de las ostras en el noroeste del Pacífico a las aguas ácidas, han vuelto la acidificación en un tema comercial y político, además de científico.

Muchos laboratorios están interesados en conocer como los organismos reaccionan a la acidez, a los pH bajos. Los científicos han descubierto una gran variedad de estas reacciones, las cuales pueden depender del estadio de vida de los organismos y donde viven durante estos estadios.

Pero Stillman y sus colegas dijeron que aquellas clases de estudios que muestran como las especies reaccionan en el corto plazo no son suficientes para predecir como nuestros océanos lucirán en el futuro. Los científicos marinos necesitan nuevas herramientas, incluido encuestas genéticas y estudios de evolución experimental, para descubrir como los organismos podrían adaptarse en el largo plazo a la acidificación.

Estudiar la variedad en los genes relacionados a como los organismos responden a la acificación podrían revelar las vías a través de la cual la adaptación puede ocurrir. Los estudios experimentales de evolución, donde un grupo de organismos es criado bajo condiciones de acidez controlada, imitando el proceso de selección natural que podría ocurrir en la naturaleza en diez o cien años.

Referencia:
Jennifer M. Sunday, Piero Calosi, Sam Dupont, Philip L. Munday, Jonathon H. Stillman, Thorsten B.H. Reusch. Evolution in an acidifying ocean. Trends in Ecology & Evolution, 2014; 29 (2): 117 DOI: 10.1016/j.tree.2013.11.001