EEUU.- La acuicultura de las ostras en el estuario del río Potomac podría resultar en mejorar significativas de la calidad del agua, según un estudio publicado por la OAA and U.S. Geological Survey  en la revista Aquatic Geochemistry.

Toda la actual contaminación por nitrógeno del estuario del río Potomac podría ser removido si el 40% del fondo fuera usado para el cultivo de bivalvos, según el estudio. Los científicos determinaron que una combinación de la acuicultura y de la restauración de las poblaciones de ostras podrían proveer de grandes beneficios para el ecosistema. Las ostras, quienes se alimentan por filtración, pueden limpiar un enorme volumen de microalgas que podría generar una pobre calidad de agua.

El estudio se basa en el modelamiento de datos y una evaluación científica del ecosistema, que examinó como las actividades en el fondo del estuario afectan la calidad del agua del estuario del río Potomac. Los científicos evaluaron el flujo de nitrógeno de las cabeceras de agua del río Potomac y las condiciones de calidad del agua relacionado con los nutrientes.

La eutrofización toma lugar cuando un cuerpo de agua viene siendo enriquecido con nutrientes que estimulan el crecimiento de plantas acuáticos, causando proliferaciones algales. Estas proliferaciones frecuentemente dan como resultados una depleción del oxígeno y las pérdidas de los pastos marinos.

El equipo evaluó como la acuicultura de los bivalvos, específicamente la acuicultura de las ostras, podría ser usada para remover los nutrientes directamente del agua, complementando las medidas tradicionales.

Aunque el fondo del estuario es necesario para el cultivo de las ostras con la finalidad de remover los nutrientes, es improbable que esta medida de gestión pueda ser implementado debido a los conflictos por el uso. Sin embargo, una área mas pequeña podría proveer grandes beneficios si las licencias para acuicultura fueran aprobadas. De acuerdo con el estudio, si solo entre el 15 a 20% del fondo fuera cultivado, esta podría remover casi la mitad de los nutrientes presentes.

“Nuestro estudio buscó conocer que impacto la acuicultura de ostras puede tener en la restauración del balance en el sistema” dijo Suzanne Bricker, Ph.D. Científico físico en NOAA y autor líder del informe.

“Las condiciones de eutrofización en el estuario del río Potomac son representativos de las condiciones halladas en la bahía Chesapeake y muchos otros estuarios de EEUU. Históricamente, las aguas de los estuarios del Potomac y otros en la región Chesapeake fueron filtrados por las ostras, pero debido a que sus poblaciones declinaron sus capacidades de filtración también. Esto resultó en un incremento en las concentraciones nutrientes y las preocupaciones relacionados con la calidad del agua, como las proliferaciones algales y las bajas concentraciones de oxígeno disuelto” destacó Bricker.

Los científicos creen que los resultados del estudio podrían ser útiles debido a que existen otros estuarios en la región Chesapeake y en cualquier lugar a lo largo de la costa de EEUU que podría soportar la acuicultura de los bivalvos.

Referencia:
Suzanne B. Bricker, Karen C. Rice, Owen P. Bricker. From Headwaters to Coast: Influence of Human Activities on Water Quality of the Potomac River Estuary. Aquatic Geochemistry, 2014; 20 (2-3): 291 DOI: 10.1007/s10498-014-9226-y
http://link.springer.com/article/10.1007%2Fs10498-014-9226-y