EEUU.- La mortalidad de las larvas de la ostra del Pacífico en los hatcheries del noroeste estuvieron relacionadas a la acidificación del océano. La tasa de incremento en el dióxido de carbono en la atmósfera y la disminución del pH en las aguas cerca a la costa han sido identificados como la causa de las mortalidades.

Ahora, nuevo estudio de las larvas de ostra del Pacífico y del mejillón mediterráneo determinó que las primeras etapas larvales son sensibles al estado de saturación, en vez que al dióxido de carbono (CO2) o pH.

El estado de saturación es una medida de cuan corrosivo es el agua de mar para el carbonato de calcio de las conchas de las larvas de los bivalvos, y cuan fácil es para las larvas producir sus conchas. Una tasa de saturación muy baja esta asociada con agua de mar más corrosiva.

El incremento del CO2 disminuye el estado de saturación, dijeron los científicos, y el estado de saturación es muy sensible al CO2.

Los científicos usaron manipulaciones químicas únicas de agua de mar para identificar la sensibilidad del estado de saturación para las larvas de bivalvos, como los mejillones y ostras.

Los resultados del estudio, que fue financiado por la National Science Foundation (NSF), han sido publicados esta semana en la revista Nature Climate Change.

“Los oceanógrafos biológicos han especulado que las etapas tempranas de vida de los organismos marinos pueden ser particularmente sensibles a la acidificación del océano, pero los mecanismos subyacentes permanecen desconocidos para la mayoría de especies” dijo David Garrison, director del programa en la Division of Ocean Sciences de la NSF, que financió la investigación.

“Esta investigación es un paso importante” dijo Garrison, “para ser capaces de predecir, y tal vez mitigar, los efectos de la acidificación del océano sobre los recursos costeros”.

Fallas en los hatcheries comerciales

Los hallazgos ayudan a explicar las fallas en los hatcheries comerciales, y por qué la mejora de la química del agua en esas instalaciones han sido exitosos. Los hactheies de bivalvos ahora están alterando la química del agua para crear estados de saturación favorables para lar larvas de los bivalvos.

“Los bivalvos han existido por mucho tiempo y han sobrevivido diferentes períodos geológicos de altos niveles de dióxido de carbono en los ambientes marinos” dijo George Waldbusser, ecologista marino de la Oregon State University (OSU) y autor principal del estudio.

“La diferencia es que en el pasado, los niveles de alcalinidad amortiguaron los incrementos en CO2, los cual mantuvo el estado de saturación alto en relación al pH. En la actualidad, los procesos que contribuyen al amortiguamiento para el océano no pueden mantenerse al ritmo del incremento del CO2” dijo el científico.

Referencia:
Waldbusser G., B. Hales, C. Langdon, B. Haley, P. Schrader, E. Brunner, M. Gray, C. Miller & I. Gimenez. 2014. Saturation-state sensitivity of marine bivalve larvae to ocean acidification. Nature Climate Change. doi:10.1038/nclimate2479
http://www.nature.com/nclimate/journal/vaop/ncurrent/full/nclimate2479.html