Corvallis, EEUU.- Las comunidades costeras en 15 estados dependen de la industria de los mariscos (principalmente ostras y almejas) que tienen un valor de US$1000 millones; no obstante, la industria se encuentra en riesgo económico en el largo plazo debido a la amenaza de la acidificación de océano, concluyó un reciente informe científico.

Este primer análisis de vulnerabilidad a nivel nacional, que fue financiado por la National Science Foundation's National Socio-Environmental Synthesis Center, acaba de ser publicado en la revista Nature Climate Change.

Los autores indican que el noroeste del Pacífico han sido la región citada con más frecuencia debido a sus poblaciones vulnerables de mariscos, pero el informe señala nuevas áreas en riesgo de acidificación, desde Maine a bahía Chesapeake, a los pantanos de Louisiana.

La acidificación del océano ya cuesta a la industria de la ostra en el noroeste del Pacífico cerca de $110 millones y pone en peligro a cerca de 3200 empleos” dijo Julie Ekstrom, quien lidera el estudio.

George Waldbusser, un ecólogo marino de la Oregon State University y biogeoquímico, indicó que la diseminación del impacto de la acidificación del océano se debe principalmente al incremento en los gases de efecto invernadero.

“Este (informe) ilustra claramente la vulnerabilidad de las comunidades dependientes de los mariscos a la acidificación del océano” dijo Waldbusser. “Todavía estamos encontrando maneras de incrementar la capacidad de adaptación de estas comunidades y de la industria para hacer frente, y refinar nuestra comprensión de las respuestas específicas de distintas especies a la acidificación”.

“Finalmente, sin embargo, sin poner freno a las emisiones de carbono, nosotros eventualmente nos quedaremos sin herramientas para enfrentar el problema en el corto plazo y vamos a tener que enfrentar un problema más grande en el largo plazo” agregó Waldbusser.

El estudio identificó varias “zonas calientes” que enfrentan una serie de factores de riesgos. Estos incluyen:

El noreste del Pacífico
Nueva Inglaterra
El Atlántico medio
El Golfo de México

El equipo del proyecto también elaboró un mapa interactivo para explorar los factores de vulnerabilidad regional.

Una de las preocupaciones, dicen los autores, es que muchas de las regiones económicamente más dependientes, incluido Massachusetts, New Jersey, Virginia y Louisiana, están menos preparadas para responder.

Referencia bibliográfica:
Julia A. Ekstrom, Lisa Suatoni, Sarah R. Cooley, Linwood H. Pendleton, George G. Waldbusser, Josh E. Cinner, Jessica Ritter, Chris Langdon, Ruben van Hooidonk, Dwight Gledhill, Katharine Wellman, Michael W. Beck, Luke M. Brander, Dan Rittschof, Carolyn Doherty, Peter E. T. Edwards & Rosimeiry Portela. Vulnerability and adaptation of US shellfisheries to ocean acidification. Nature Climate Change (2015) doi:10.1038/nclimate2508
http://www.nature.com/nclimate/journal/vaop/ncurrent/full/nclimate2508.html