Oxford, Reino Unido.- El tradicional método de piscicultura que a menudo es elogiado por ser ambientalmente sostenible en realidad liberar emisiones “significativas” de gases invernaderos, concluyó un estudio publicado por científicos de la Oxford University.

La piscicultura integrada es común y un sistema particular en el sur de China, y ha sido considerado como un buen ejemplo de agricultura multi-funcional con un proceso de reciclaje de “circuito cerrado”.

Los residuos orgánicos de la producción de seda se añaden a los estanques para promover el crecimiento de fitoplancton, el mismo que alimenta a los peces. Los desechos acumulados en los sedimentos de los estanques son removidos y usados para fertilizar la mora, que a su vez alimenta a los gusanos de seda.

Un equipo liderado por el profesor Fritz Vollrath del Oxford Silk Group analizó el ciclo de vida de las emisiones de gases invernaderos. Sus resultados han sido publicado en la International Journal of Life Cycle Assessment.

“Hemos encontrado que la formación de metano en los sedimentos de los estanques puede ser una fuente significativa de emisiones causantes del calentamiento global” dijo el profesor Vollrath.

“Hasta ahora este método de cultivo a pequeña escala se ha presentado como un ejemplo de cultivo ambientalmente amigable. Pero nuestros resultados sugieren que puede contribuir de forma considerable y que anteriormente subestimado la contribución a las emisiones antropogénicos de gases invernaderos”.

Vollrath agregó: “El efecto es significativo debido a que la carpa es el pez que más se cultiva en el mundo, y comúnmente se cría en estanques fertilizados”.

Referencia:
Miguel F. Astudillo, Gunnar Thalwitz, Fritz Vollrath. Modern analysis of an ancient integrated farming arrangement: life cycle assessment of a mulberry dyke and pond system. The International Journal of Life Cycle Assessment. October 2015, Volume 20, Issue 10, pp 1387-1398. doi:10.​1007/​s11367-015-0950-3
http://link.springer.com/article/10.1007/s11367-015-0950-3