Bangkok, Tailandia.-  Un nuevo estudio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y The Asia Foundation reveló los peligros físicos y otras vulnerabilidades que enfrentan los niños trabajadores migrantes en las industrias de procesamiento del camarón y alimentos de origen acuático de Tailandia.

Sobre la base de nuevas investigaciones e información existente del trabajo de ILO en Tailandia, el estudio “Migrant and Child Labor in Thailand's Shrimp and Other Seafood Supply Chains:  Labor Conditions and the Decision to Study or Work ”, aborda una variedad de problemas, incluido la seguridad y la formación en la empresa, que afecta la posición social y económica de los trabajadores migrantes, particularmente los provenientes de Myanmar.

El informe recomienda una serie de políticas y otras acciones que podrían ser tomados por el gobierno, la industria y la sociedad civil, de forma independiente y en cooperación, para asegurar los ambientes de trabajo para los trabajadores en edad legal para trabajar; mejorando las condiciones laborales para todos los trabajadores independientemente de su estado legal en Tailandia; y mejorando el acceso a la educación para los niños que están obligados por ley a ir a la escuela en vez de trabajar.

Según el informe publicado, los niños en la multi-millonaria industria del procesamiento del camarón y los alimentos de origen acuático de Tailandia fueron frecuentemente expuestos a peligros en sus lugares de trabajo, en comparación con otras industrias, y dos veces más propensos a sufrir lesiones. Investigaciones anteriores encargadas por ILO habían registrado que casi 1 de cada 10 niños menores de 18 años estuvieron trabajando en estas áreas. Los niños migrantes en esta industria también trabajan mayores horas en promedio que los niños tailandeses. Sólo un cuarto de los niños trabajadores en la industria de procesamiento de camarón y alimentos de origen acuático estaban la tanto de las leyes de trabajo infantil, y casi el 65% de los trabajadores no gozan de la protección legal de un contrato.

El informe hace algunas recomendaciones entre las cuales se incluye:

- El compromiso del gobierno tailandés de proveer igual tratamiento con respecto a la protección laboral en el marco del Acta de Protección Laboral (1998), con respecto a la nacionalidad y el estado legal, debería ser diseminada.

- El establecimiento de un mecanismo regional para mejorar la gestión de la cadena regional de valor en el sector camaronero y de alimentos de origen acuático, comprometiendo al gobierno, al sector privado, organizaciones internacionales y ONGs, proveyendo una plataforma por mejores prácticas en la gestión y mejorar las condiciones laborales en toda la cadena de valor.

- Los compradores internacionales deben ser más vigilantes y participar de manera más directa con sus proveedores para ayudarles a implementar estándares internacionales, incluida la mano de obra.

Puede descargar el informe “Migrant and Child Labor in Thailand's Shrimp and Other Seafood Supply Chains:  Labor Conditions and the Decision to Study or Work ” en:
http://asiafoundation.org/publications/pdf/1533