Washington, EEUU.- El océano Pacífico a lo largo de la costa oeste sirve como modelo para conocer como el océano puede responder, en las próximas décadas, al calentamiento climático y las emisiones de gases invernaderos como el incremento del dióxido de carbono. Esta región, la zona costera, desde British Columbia (Canadá) a México, provee las primeras señales de advertencia de lo que podría pasar si la acidificación de los océanos continúa y las zonas con bajos niveles de oxígeno se expanden.

Ahora, un panel de científicos de California, Oregon y Washington examinaron los impactos de la acidificación del océanos y las condiciones de bajos niveles de oxígeno (hipoxia), sobre la fisiología de los peces e invertebrados.

El estudio, publicado en la edición de enero de la revista BioScience, presenta un análisis profundo de como los efectos de estos estresores pueden impactar a organismos como bivalvos y sus larvas, además de organismos que reciben menos atención, incluido peces comerciales y el calamar.

Los resultados muestran que la acidificación del océano y la hipoxia, combinados con otros factores, como el aumento de las temperaturas del mar, crean serios desafíos para la vida marina. Estos efectos de múltiples estresores podrían incrementarse, lo cual naturalmente expondrá a las vida marina a bajos niveles de oxígeno y estresores de acidificación.

“Nuestra investigación reconoce que estos estresores climáticos podría presentarse juntos, esencialmente apilados uno sobre el otro” dijo la co-autora Terrie Klinger, profesora y directora de la Escuela de Asuntos Marinos y Ambientales de la University of Washington.

“Conocemos que a lo largo de la costa oeste la temperatura y acidez están incrementándose, y al mismo tiempo, la hipoxia se esta diseminando. Muchos organismos serán desafiados a tolerar estos estresores de forma simultanea”.

Los océanos en todo el mundo están incrementando su acidez debido a que absorben un cuarto del dióxido de carbono liberado en la atmosfera cada año. Esto cambia la química del agua de mar y causa estrés fisiológico a los organismos, especialmente aquellos con conchas de carbonato de calcio o esqueletos, como las ostras, mejillones y corales.

Mayor información sobre otros informes y hallazgos del grupo de investigación relacionado a la acidificación del océano y la hipoxia pronto estarán disponibles en:
http://westcoastoah.org/panelproducts/

Referencia:
Somero G., J. Beers, F. Chan, T. Hill, T. Klinger and S. Litvin. What Changes in the Carbonate System, Oxygen, and Temperature Portend for the Northeastern Pacific Ocean: A Physiological Perspective. BioScience (January 01, 2016) 66 (1): 14-26. doi: 10.1093/biosci/biv162
http://bioscience.oxfordjournals.org/content/66/1/14.abstract