Suecia.- Las bacterias marinas vienen siendo fuertemente influenciados por la acidificación de los océanos debido a las emisiones humanas de dióxido de carbono. Este descubrimiento fue hecho por los científicos de Linnaeus University, junto con científicos de España. Los resultados han sido publicado en la revista Nature Climate Change.

“Es bien conocido que la acidificación de nuestros océanos causa la degradación de los arrecifes de coral y perturba la producción de conchas calcáreas de algunas especies importantes del fitoplancton” dijo Jarone Pinhassi, profesor de microbiología marina en Linnaeus University. “Sin embargo, lo nuevo es que las bacterias también son afectadas negativamente por la acidificación del océano”.

Los científicos de Linnaeus University ahora puede demostrar que las bacterias en el océano que están expuestas a la acidificación son forzadas a alterar significativamente su metabolismo;  de centrarse en la degradación ellas deben invertir energía en combatir la acidez en el agua.

Las bacterias en nuestros océanos juegan un rol crucial en el ciclo global de los elementos necesarios para la vida.

Ellos actúan principalmente como degradadores de la materia orgánica producida por las microalgas en el océano, o el material liberado a través de los efluentes. Cuando las algas y otros organismos mueren y son degradados por las bacterias, estos minusculos organismos funcionan como plantas de tratamientos de efluentes del océano. Al mismo tiempo, las bacterias puede ayudar a liberar nutrientes como el nitrógeno y el fósforo, los cuales son esenciales en la cadena alimentaria.

Se estima que los océanos en el mundo se volverán tres veces más ácidos a finales de este siglo, si las emisiones humanas de dióxido de carbono de las combustión de los combustibles fósiles continúan a las tasas actuales.

Referencia (abierto):
Bunse C., Daniel Lundin, Christofer M. G. Karlsson, Maria Vila-Costa, Joakim Palovaara, Neelam Akram, Lovisa Svensson, Karin Holmfeldt, José M. González, Eva Calvo, Carles Pelejero, Cèlia Marrasé, Mark Dopson, Josep M. Gasol & Jarone Pinhassi. Response of marine bacterioplankton pH homeostasis gene expression to elevated CO2. Nature Climate Change (2016) doi:10.1038/nclimate2914
http://www.nature.com/nclimate/journal/vaop/ncurrent/full/nclimate2914.html