Por Ronald Kinnunen*
EEUU.- En los últimos dos años se viene intensificando las discusiones sobre la acuicultura en jaulas en las aguas de los Grandes Lagos. Gran parte de la preocupación es la generación de grandes cantidades de heces de los peces.

El principal problema con las heces de los peces es que liberan fósforo el cual es el nutriente limitante del crecimiento para la producción primaria en los ecosistemas de agua dulce. Aunque cierta cantidad de fósforo es necesario para impulsar la cadena alimenticia en agua dulce, la preocupaciones se incrementan cuando las cantidades en exceso podrían significar proliferaciones algales y el crecimiento de plantas acuáticas.

Para ayudar a resolver el problema del exceso de fósforo descargado de cultivo de organismos acuáticos en agua dulce, Fisheries and Oceans Canada han completado un estudio sobre los impactos del fósforo proveniente de la acuicultura en jaulas sobre el ecosistema.

Las canadienses tienen operaciones acuícolas en jaulas en las aguas norte del lago Huron desde 1982. Los peces digieren y absorben fósforo para sostener sus procesos vitales y forman el tejido del cuerpo. Los peces reciben fósforo digerible en cantidades específicas para satisfacer sus requerimientos para su crecimiento, excretando pequeñas cantidades de fósforo disuelto.

La otra forma de fósforo excretado por los peces es el fósforo particulado que se asienta en el fondo. El fósforo particulado representa la mayor parte de desechos de la acuicultura en jaulas, el mismo es transportado directamente a los sedimentos y no está disponible de forma inmediata para la asimilación del ecosistema. En los sedimentos el fósforo puede ser asimilado por la comunidad bentónica y entrar a la cadena alimentaria acuática. Pero los desechos de fósforo disuelto y particulado producidos por los peces son el resultado de las dietas que ellos consumen. El desarrollo de dietas altamente eficientes bajas en fósforo son una herramienta que ayuda a minimizar los desechos de fósforo de las operaciones acuícolas.

El estudio de Fisheries and Oceans Canada encontró que basados en la producción acuícola en jaulas en el 2006 en el norte del lago Huron y los valores de carga de fósforo en la cuenca de estas operaciones están contribuyendo con cerca de 5% de la carga total anual de fósforo para el Canal Norte.

El estudio concluyó que la probabilidad de adiciones fósforo al ambiente de las operaciones acuícolas en jaulas resultan en la eutrofización de los ambientes de agua dulce canadiense bajo el actual nivel de producción de pescado, que puede ser caracterizado como “bajo”.

Referencia (abierto):
Fisheries and Oceans Canada. 2015. Freshwater Cage Aquaculture: Ecosystems Impacts from Dissolved and Particulate Waste Phosphorus. Canadian Science Advisory Secretariat Central and Arctic Region Science Advisory Report 2015/051
http://www.dfo-mpo.gc.ca/csas-sccs/publications/sar-as/2015/2015_051-eng.pdf

* Michigan State University Extension, Michigan Sea Grant