Un estudio indica que la actual magnitud de cultivo de fondo de concha de abanico (147.4 t/km2) en la bahía de Sechura no excede la capacidad de carga ecológica, y que la disponibilidad de fitoplancton no representa un factor crítico para la expansión del cultivo.

En la última década, la bahía de Sechura se ha convertido en un importante centro de maricultura, donde el ostión o concha de abanico (Argopecten purpuratus) viene creciendo en cultivos de fondo. El negocio incluye a 5000 pescadores artesanales, y produce y exporta con un valor de US$158 millones por año.

Científicos del Leibniz Center for Tropical Marine Ecology (ZMT) (Alemania) y del Instituto del Mar del Perú (IMARPE)  analizaron la comunidad, combinado con el modelamiento trófico, para comparar el actual estado del sistema con las condiciones pre-cultivo, para evaluar el impacto del cultivo de concha de abanico en la comunidad bentónica y sobre el funcionamiento del ecosistema.

Según los científicos, los efectos del cultivo masivo son: (1) un cambio significativo en la composición de la comunidad bentónica; (2) un incremento en la biomasa de los depredadores, en conjunto con una disminución en la biomasa de sus competidores; (3) un cambio en la diversidad de especies y madurez; (4) un incremento del sistema en tamaño; y (5) una disminución en el ciclo de la energía.

Ellos indican que la expansión adicional del cultivo de concha de abanico podría hacer que la composición de las especies bentónicas cambien, esencialmente alterando la estructura y el funcionamiento del sistema.

Mayor información del proyecto “Sustainability Analysis of Scallop Culture in Sechura bay (Peru)” SASCA: https://sascaperu.wordpress.com/

Referencia:
Kluger, L., Taylor, M., Barriga Rivera, E., Torres Silva, E., Wolff, M., 2016. Assessing the ecosystem impact of scallop bottom culture through a community analysis and trophic modelling approach. Marine Ecology Progress Series. http://dx.doi.org/10.3354/meps11652
http://www.int-res.com/abstracts/meps/v547/p121-135/