Suecia.- Científicos de Uppsala University encontraron que las larvas de los peces expuestos a partículas de microplástico durante su desarrollo despliegan cambios en su comportamiento y retrasan el crecimiento, lo que conduce a un incremento de las tasas de mortalidad.

En la actualidad, existe una creciente preocupación de que la acumulación de microplásticos pueda afectar el funcionamiento de los ecosistemas marinos, pero el conocimiento actual sobre los impactos de los fragmentos de microplástico es limitado. Por primera vez, los científicos han sido capaces de mostrar que el desarrollo de los peces está amenazado por la contaminación de microplásticos.

“Los peces criados en diferentes concentraciones de partículas de microplástico han reducido su tasas de eclosión y despliegan comportamientos anormales. Los niveles de partículas de microplástico probados en el estudio actual son similares a los encontrados en muchos hábitats costeros en Suecia y en otros lugares en el mundo” dijo la bióloga marina Oona Lönnstedt, autor líder del estudio.

Larvas de perca expuestas a ambientalmente relevantes concentraciones de partículas de microplástico de poliestireno despliegan tasas de crecimiento retrasados. Los autores encontraron que esto estuvo relacionado a las preferencias alimentarias de las larvas, debido a que las percas que tuvieron acceso a partículas de microplástico sólo consumían plástico e ignoraron su fuente natural de alimento (zooplancton).

“Esta es la primera vez que un animal se alimenta preferentemente de partículas de plástico y causa preocupación” dijo el profesor Peter Eklöv, co-autor del estudio.

“Las larvas expuestas a partículas de microplástico durante el desarrollo también desplegaron cambios en el comportamiento y fueron menos activos que los peces que se criaron en agua que no contenía partículas de microplástico. Además, los peces expuestos a las partículas de microplástico ignoraron el olor de los depredadores que usualmente evocan comportamientos innatos antidepredadores” dijo Lönnstedt.

La falta de una respuesta antidepredador vuelve a las larvas más vulnerable a los depredadores. Además, cuando las percas fueron reunidas con su predador natural (lucio), los peces que estuvieron expuestos a partículas de microplástico fueron capturados y consumidos cuatro veces más rápido que los peces control.

Referencia:
Lönnstedt O.M., Eklöv P. 2016 Environmentally relevant concentrations of microplastic particles influence larval fish ecology. Science (doi: 10.1126/science.aad8828)
http://science.sciencemag.org/content/352/6290/1213