Maine, EEUU.- Un nuevo proyecto de la University of Maine (UMAINE) evaluará los efectos del incremento de las temperaturas y acidificación del océano sobre los invertebrados calcáreos para entender cómo los cambios ambientales pueden alterar la salud y la fisiología de las especies acuícolas.

Muchas de mediciones y evaluaciones fisiológicas se ven obstaculizados por el pequeño tamaño, por consiguiente, los científicos están usando la langosta americana como organismo modelo de decápodo calcífero  debido a que crecer muy rápidamente, tienen un gran tamaño durante la metamorfosis, y la información de su genoma ya está disponible.

El proyecto investiga los efectos de tres regímenes de temperatura en la supervivencia, crecimiento, morfometría, microestructura de la concha, proteína de la hemolinfa, y expresión de los genes de la langosta metamorfoseada (etapa cuatro), expuesta los regímenes de temperatura desde la eclosión.

Además, los científicos investigarán los efectos de un ambiente acidificado en el estado cuatro de las langostas, y además de los parámetros citados para los estudios de temperatura, los científicos examinarán los cambios transcriptómicos en el hepatopáncreas de las langostas expuestos a la acidificación.

Mayor información del proyecto en: https://umaine.edu/seanet/project/invertebrate-aquaculture-changing-global-environment/