Chile.- Estudio destaca que Chiloé es un archipiélago que, desde los años 80, se ha convertido en uno de los motores de la economía chilena; y que la acuicultura del salmón transformó rápidamente la tradición de aislamiento y pobreza.

Investigadores de la Pontificia Universidad Católica de Chile investigaron la transformación del archipiélago de Chiloé gracias al desarrollo de la salmonicultura.

“Esta modernidad está impulsada por el capital transnacional y la intervención del Estado a gran escala en la promoción de la acuicultura del salmón y su papel central en la definición del desarrollo en las islas” indican los investigadores.

Ellos también indican que mientras que el sector acuícola ha generado empleo privado y público e infraestructura, se ha registrado un cambio importante en las expectativas y aspiraciones de la población local, hacia una creciente hibridación y también la mercantilización de la cultura de la isla.

“El éxito en la producción de salmón revela que las condiciones de aislamiento pueden ser transformadas, e incluso beneficiarse de la integración en el mundo moderno (globalizado, capitalista y racional); sin embargo, esto tiene riesgos para la sostenibilidad de los sistemas socio-ecológicos frágiles, incluido la existencia de medios de subsistencia tradicionales y alternativos” concluyen los investigadores.

Referencia (abierto):

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.