Busan, Corea del Sur.- Un estudio concluye que el cultivo de macroalgas no solo asegura que los países en la región Asia-Pacífico permanezcan como líderes en la industria mundial de macroalgas, sino también ayuden a mitigar el problema de las excesivas emisiones de dióxido de carbono.

El cultivo de macroalgas cubren extensas áreas costeras, especialmente en la región Asia-Pacífico, y provee muchos servicios ecosistémicos como la remoción de nutrientes y la asimilación del dióxido de carbono.

El empleo del cultivo de macroalgas en los esfuerzos de mitigación del dióxido de carbono han sido propuestos en la producción comercial de macroalgas en China, India, Indonesia, Japón, Malasia, Filipinas, República de Corea, Tailandia y Vietnam.

Científicos de la Pusan National University, de la Sam Ratulangi University (Indonesia), The Chinese University of Hong Kong (China), Monash University (Australia), Deakin University (Australia), Chungman National University y de otras instituciones, evaluaron el potencial anual total de los cultivos de macroalgas para fijar el dióxido de carbono antropogénico.

Ellos reportan que en el año 2014, la producción total anual de macroalgas en la región Asia-Pacífico superó las 2.61 x 106 tdw; y el total de carbono acumulado anualmente fue más de 0.78x106 t/año.

“El desarrollo del cultivo de macroalgas no solo asegurará que los países en la región Asia-Pacífico permanezcan como líderes en la industria mundial de las macroalgas, sino también proveerá una dimensión adicional para ayudar a mitigar el problemas de las excesivas emisiones de dióxido de carbono” concluye el estudio.

Referencia:
Sondak, C.F.A., Ang, P.O., Beardall, J. et al. Carbon dioxide mitigation potential of seaweed aquaculture beds (SABs). J Appl Phycol (2016). doi:10.1007/s10811-016-1022-1
https://link.springer.com/article/10.1007/s10811-016-1022-1