New York, EEUU.- Las praderas marinas pueden reducir la exposición de los corales, otras criaturas marinas y los humanos a las bacterias, según un estudio publicado en la revista Science.

“Las praderas parecen combatir las bacterias, y esta es la primera investigación que evalúa si los ecosistemas  costeros pueden aliviar las enfermedades asociados con los organismos marinos” dijo la autor principal del estudio Joleah Lamb del Atkinson Center for a Sustainable Future de la Cornell University.

La investigación de Lamb encontró que las plantas pueden reducir la carga bacteriana de Enterococcus que causa enfermedades hasta en 50% en el agua adyacente. Además, los arrecifes de coral también registraron una reducción de 50% en las enfermedades cuando las praderas marinas estaban cerca.

Las praderas actúan como criaderos de animales jóvenes y proveen hogares permanentes para criaturas como peces, cangrejos y camarones. Las plantas también son las superestrellas cuando se trata del secuestro del carbono. Ahora los hallazgos publicados en la revista Science adiciona el componente de cuidado de la salud a la larga lista de servicios ecosistémicos de las praderas marinas.

Los autores del estudio no investigaron como las hierbas marinas neutralizan las bacterias. Pero uno de los autores del estudio Drew Harvell, ecologista marino en la Cornell University, sugiere varios mecanismos posibles: el oxígeno producido por las plantas mata ciertas bacterias; los animales que se alimentan por filtración que viven en las praderas marinas podrían estar filtrando patógenos; o los microbios podrían terminar pegados a las hojas de las hierbas marinas.

Referencia:
Joleah B. Lamb, Jeroen A. J. M. van de Water, David G. Bourne, Craig Altier, Margaux Y. Hein, Evan A. Fiorenza. Seagrass ecosystems reduce exposure to bacterial pathogens of humans, fishes, and invertebrates. Science  17 Feb 2017: Vol. 355, Issue 6326, pp. 731-733. DOI: 10.1126/science.aal1956
http://science.sciencemag.org/content/355/6326/731