Noruega.- Los salmones que no son alimentados con una dieta, con suficientes insumos marinos, pueden estar en riesgo de padecer “enfermedades por el estilo de vida” como problemas del corazón, según una investigación de NIFES.

“El salmón almacena grasa corporal en los lugares equivocados” dijo el científico de NIFES, Bente E. Torstensen.

NIFES ha realizado las primeras pruebas de alimentación en las cuales los salmones de cultivo fueron alimentados con una dieta casi exclusivamente vegetariana. Los resultados, que acaban de ser publicados en la British Journal of Nutrition, sugieren que esta dieta parece carecer de nutrientes esenciales para el crecimiento del salmón.

Alimentos vegetales para los peces

El salmón de cultivo son tradicionalmente alimentados con una dieta de origen marino en la forma de harina y aceite de pescado. En lugar de esto, los científicos de NIFES formularon una dieta en la cual el 70% del aceite de pescado se reemplazo con aceite vegetal y el 80% de harina de pescado con reemplazo con proteína vegetal, y alimentaron al salmón del Atlántico por 12 meses.

Las pruebas de alimentación mostraron que el salmón no les va bien como “vegetarianos”.

“El salmón almacena más grasa en la sangre, el hígado y los órganos internos. Esto es normal para el salmón que tienen bastante grasa en sus cuerpos, pero no solo allí. Básicamente, los salmones tienen hígados delgados” dijo Torstensen. De esta forma, el salmón, el cual es naturalmente un pez graso, parece ser capaz de desarrollar obesidad.

“Hemos visto el mismo fenómenos que se halla en los humanos, que están en proceso de desarrollar síndrome metabólico. El salmón almacena la grasa en los lugares equivocados, y esto puede causar un desbalance metabólico y tener efectos negativos para la salud”.

El síndrome metabólico es un término colectivo para varias condiciones que pueden conducir a las diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares, entre otras enfermedades.

En otras palabras, uno puede imaginar que el salmón del Atlántico podría desarrollar enfermedades del corazón si tienen muchos insumos vegetales en sus dietas, sin tener que volver a evaluar sus niveles de requerimientos de nutrientes esenciales.

Encontrar el límite

Las pruebas que forman parte del proyecto AquaMax de la Unión Europea, en el cual NIFES y otras 32 instituciones en 14 países vienen realizando estudios para el reemplazo de la harina y aceite de pescado para los peces de cultivo, y sus efectos en la salud de los peces y los consumidores.

El rápido crecimiento de la industria de la piscicultura indica que en el futuro, la alimentación del salmón en base a insumos marinos no será una estrategia sustentable. En el 2030, cerca de la mitad de la producción mundial de alimentos de origen acuático provendrá de la acuicultura.

“Con estos resultados, concluimos que los alimentos que incluyen insumos vegetales en exceso tienen efectos negativos para el salmón, pero cuales son los límites es lo que aun tenemos que descubrir” dijo Torstensen.

En la actualidad, ni los científicos conocen si los grandes almacenes de grasa alrededor de los órganos internos tendrán los mismos efectos negativos sobre la salud en salmón, como en los seres humanos.

“Esto es algo que esperamos determinar en nuestros próximos experimentos” dijo Torstensen.

Contacto:
Bente E. Torstensen
Phone: +47 91328341     
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.