Noruega.- Los salmones esterilizados son considerados como una solución potencial al problema del escape de peces, debido a que ellos no pueden reproducirse con los salmones silvestres. Sin embargo, varios problemas permanecen si ser solucionandos antes de que este tipo de pez pueda ser producido a gran escala.

Muchas instituciones de investigación están tratando de solucionar estos problemas en el marco de un proyecto de tres años que es liderado por el Institute of Marine Research y financiado por el Research Council of Norway.

NIFES esta evaluado como la nutrición afecta el crecimiento y el bienestar de los conocidos como salmones triploides, los cuales son estériles como resultado de cambios en su material genético, inducido por tratamiento de calor y presión en la etapa de huevo.

“Estamos estudiando si podemos modificar el programa nutricional del salmón con la finalidad de reducir la incidencia de deformidades en los huesos y cataratas, lo cual tiene como tendencia presentarse en la producción de salmones triploides” dijo el jefe de investigación Rune Waagbø a NIFES.

Investigaciones previas de NIFES han mostrado que la composición de las dietas de peces juegan un rol decisivo en el desarrollo de estas condiciones patológicas. 

“Queremos hallar cual es el rango preferido de temperatura del salmón triploidea. Sabemos que las altas temperaturas del mar pueden ser un desafío para ellos. La pregunta es si este es un factor que podemos modificar a través de la nutrición, o si la producción de salmones triploides tendrán que ser restringidas a regiones más frías del mar, como el norte de Noruega” agregó Waagbø.

Contacto: Rune Waagbø
Phone: 48185036
E-mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.