MURCIA, España.- La dorada (Sparus aurata) tiene capacidad para detectar y discriminar una dieta elaborada con una fuente lipídica oxidada, y los ritmos diarios de enzimas digestivas muestran una fuerte sincronización al horario de alimentación concluyó un investigador de la Universidad de Murcia.

Como parte de los requisitos para optar por el Grado de Doctor en Biología en la Universidad de Murcia, Ander Montoya Herreros, desarrollo una investigación que tuvo como objetivo el investigar los ritmos diarios de comportamiento alimentario, selección dietaria e indicadores de bienestar en la dorada.

De acuerdo con Montoya sus datos resaltan la importancia del horario de alimentación sobre el ritmo de fisiología digestiva de la dorada. Él informa que el incremento de la actividad enzimática digestiva antes de la alimentación muestra su sincronización al horario de alimentación y sugiere un mejor aprovechamiento de los nutrientes en los peces alimentados de forma periódica.

Por otro lado, con respecto al diseño de las dietas Montoya sugiere que la composición en macronutrientes de las dietas comerciales no siempre se ajustan a las preferencias nutricionales de dorada, por lo que recomienda un aumento de la proteína y una disminución de los lípidos en las dietas comerciales.

Asimismo, Montoya informa que sus resultados apuntan a que el horario de alimentación sincroniza el ritmo diario de glucosa, mientras que el ciclo luz-oscuridad y el horario de alimentación sincronizan el ritmo de cortisol.

Referencia:
Montoya A. 2012. Ritmos diarios de comportamiento alimentario y bienestar en la dorada. Tesis Doctoral para optar al Grado de Doctor en Biología. Universidad de Murcia. 69 p.