Noruega.- Un estudio reciente contradice los hallazgos iniciales de la reducción del crecimiento y apetito en el salmón. Hubieron sólo diferencias mínimas entre el salmón que fueron alimentados con maíz modificado genéticamente (GM) y aquellos que consumieron una dieta normal.

Estos fueron los resultados de un estudio realizado por NIFES y la Norwegian School of Veterinary Science. Las pruebas de alimentación se realizaron por tres meses, y los resultados son diferentes de aquellos hallados en experimentos iniciales en el 2007, los cuales mostraron que el salmón con una dieta de maíz GM comen y crecen menos, que los salmones que consumieron maíz normal.

“Todavía es pronto para sacar conclusiones, pero la diferencia en los resultados sugiere que el maíz GM no reduce el crecimiento” dijo Nini H. Sissener, científica de NIFES.

Cuatro dietas diferentes

El maíz GM contiene una proteína denominada Cry1Ab que protege a la planta contra los insectos. La proteína daña el intestino de los insectos, y ellos mueren. En el nuevo experimento, cuatro dietas diferentes fueron proporcionados al salmón; a algunos de ellos se les dieron maíz GM y a otros maíz normal.

“También alimentamos a dos de los grupos con soja, que produce inflamación intestinal en el salmón. Hicimos esto para determinar si los salmones con inflamación intestinal son más sensibles al maíz GM” dijo Sissener.

Los resultados no muestras diferencias mayores entre los grupos alimentados con dietas diferentes.

Cada vez más extendido

Las cosechas de GM, especialmente maíz y soja, se viene cultivando en todo el mundo.

“Casi el 80% de toda la soja es modificada genéticamente, y se esta volviendo difícil para los productores de alimentos obtener ingredientes no GM” manifestó Sissener.

Contacto:
Nini Sissener
Phone: 414 62 385     
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.