Santiago, Chile.- Científicos plantean emplear al pez cebra (Danio rerio) como modelo experimental y el organismo ideal para realizar evaluaciones preliminares de las dietas acuícolas.

La industria acuícola continua promoviendo la diversificación de los ingredientes usados en las dietas acuícolas, con la finalidad de alcanzar sistemas de producción acuícola más sustentables. Esto en respuesta a la disminución de la disponibilidad de la harina de pescado debido a la reducción en el abastecimiento, lo que limita su uso como proteína principal en las dietas de los peces.

Por otro lado, la implementación de nuevas tecnologías como el secuenciamiento del ARN, junto con los avances en el secuenciamiento de los genomas de los peces, pueden ayudar a identificar los genes afectados por la nutrición y también identificar los variantes genéticos que influyen la respuesta de los organismos a los nutrientes.

La evaluación de un número grande de dietas en las especies acuícolas es costoso y requiere de pruebas que consumen tiempo en algunas especies. Asimismo para entender completamente las repercusiones de nuevas dietas en la fisiología de los peces, se requiere de un cambio en el enfoque para determinar las vías moleculares y celulares que regulan las respuestas a las diferentes dietas.

Con la finalidad, de resolver estas dificultades los científicos del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Andrés Bello en Chile y del Department of Animal Science de la University of California en EEUU plantean el uso del pez cebra como un modelo experimental, y ellos indican que este es el organismo ideal para realizar evaluaciones preliminares de dietas. El pez cebra tiene numerosas ventajas relacionadas a su rápido ciclo de vida, fácil manipulación y su muy bien conocida biología, además de permitir el análisis in vivo con grandes número de peces.

En su artículo, los científicos resaltan la importante contribución que el pez cebra puede hacer en el campo de la genómica nutricional y la inmunidad nutricional. Ellos indican que ambas líneas de investigación proveen contribuciones útiles a la evaluación de las dietas.

Asimismo, los científicos indican que el pez cebra un genoma secuenciado que permite la utilización eficiente de nuevas tecnologías, como el secuenciamiento de ARN y las plataformas de genotipo para estudiar los mecanismos moleculares que gobiernan la respuesta del organismo a los nutrientes.

Los científicos indican que en futuro, uno de los principales desafíos será cultivar peces carnívoros que puedan tolerar altos niveles de proteína vegetal en su dieta.

Referencia:
Ulloa PE, Medrano JF and Feijoo CG (2014) Zebrafish as animal model for aquaculture nutrition research. Front. Genet.5:313. doi: 10.3389/fgene.2014.00313
http://journal.frontiersin.org/Journal/10.3389/fgene.2014.00313/full