EEUU.- Darryl E. Jory publicó la segunda parte de su artículo relacionado con la gestión adecuada de los piensos del camarón marino, en donde explica los criterios para la aplicación, distribución, frecuencia, cálculos y ajustes de los piensos.

Típicamente, los piensos para camarones son entregados manualmente desde los bordes de los estanques o botes, o mecánicamente usado alimentadores.

Según Jory, la alimentación manual tiene varias ventajas, entre las cuales se incluyen: eficiente distribución de los piensos en los estanques; reducida competencia por el pienso entre los camarones; y el viento y lluvia no interfieren con la alimentación manual. Entre las desventajas se incluyen: se requiere de supervisión; costos de combustible y mano de obra son más altos; y la bioseguridad se vuelve un problema debido a que los equipos y el personal se trasladan de un estanque a otro. Asimismo, Jory describe las ventajas y desventajas de la alimentación mecánica.

El científico destaca que los alimentadores automatizados están ganando popularidad en varios países camaroneros en Asia. Entre los beneficios reportados del uso de estos equipos se incluye una significativa reducción de la tasa de conversión del alimento (FCR), mejora del crecimiento diario promedio, tamaño más uniforme del camarón, menos daño físico a las conchas de los camarones, mejora en la calidad del agua del estanque y reducción de la mano de obras requerida para la alimentación.

Frecuencias y tablas de alimentación

“Todas los piensos acuícolas formulados tiene un rango ideal de tasa de alimentación que optimiza el crecimiento y la eficiencia del pienso. Este rango varía dependiendo de las especies, edad y peso del animal, densidad, calidad del agua, disponibilidad de alimento natural, estrés, entre otros factores” describió Jory.

Asimismo, Jory destaca que en muchas granjas, la alimentación se basa en tablas que no consideran los hábitos de alimentación natural del camarón o sus estados fisiológicos. “Incrementar la frecuencia de alimentación generalmente produce beneficios inmediatos, incluido la reducción de la pérdida de nutrientes y piensos, e incrementa el crecimiento y el eficiente uso del pienso” destaca el científico.

Asimismo, Jory recomienda que la veces en que se proporciona el pienso es una decisión importante que cada granja camaronera debe evaluar y determinar en base a su experiencia, la estación y el cambio de las condiciones ambientales, las especies y densidades de cultivo, sistema de producción usados, recursos disponibles, entre otras consideraciones.

Referencia (abierto):
Jory D. 2016. The proper management of commercial shrimp feeds, part 2. The Advocate, December. http://advocate.gaalliance.org/the-proper-management-of-commercial-shrimp-feeds-part-2/