EEUU.- Un estudio de científicos del Institute of Marine and Environmental Technology encontró que la alimentación con probióticos de las larvas de pez cebra acelera su desarrollo e incrementa sus oportunidades de sobrevivir.

La investigación tiene implicaciones para para la acuicultura, debido a que acelera el desarrollo de las larvas de los peces, además de mejorar la supervivencia, pudiendo convertirse en un sistema más eficiente y seguro para llevar los peces a la mesa.

Los peces cebra frecuentemente son usados en investigación genética debido a que los científicos fácilmente pueden rastrear los cambios en su desarrollo y los peces crecen rápidamente.

“Conocer como puedes colonizar el intestino de un pez cebra con una cepa de probióticos y mejorar su desarrollo se convierte en un interesante modelo para estudiar el efecto beneficioso de los probióticos en niños y adultos” manifestó Jacques Raquel de la University of Maryland.

En el experimento con pez cebra, los científicos adicionaron Lactobacillus rhamnosus, una cepa de probiótico algunas veces usadas en el yogurt, al agua de cultivo del pez cebra. Los peces asimilaron los probióticos a través de sus branquias, y se asentaron en su tracto gastrointestinal, previniendo el asentamiento de bacterias malas.

“Si estás incrementando el crecimiento y la supervivencia de cada lote de cientos de miles de huevos, esto es un gran beneficio” dijo el Dr. Allen Place co-autor del estudio y miembro del Institute of Marine and Environmental Technology.

Referencia (libre):

Esta sección del artículo solo esta disponible para nuestros suscriptores. Por favor click here para suscribirte a un plan y puedas acceder al artículo completo.