Auburn, EEUU.- El quitosano y su derivado oligosacárido lactato protegen a los peces de aguas cálidas contra los patógenos bacterianos Aeromonas hydrophila, Edwardsiella ictaluri y Flavobacterium columnare.

Las enfermedades bacterianas generan pérdidas económicas en la industria de la acuicultura. Tres de las más importantes enfermedades en los peces de agua cálida son causados por bacterias gram negativa.

Un candidato potencial para la prevención o tratamiento de las enfermedades microbianas en la acuicultura es el quitosano, el cual es un polímero natural no tóxico, biodegradable y biocompatible que posee una potente actividad antimicrobiana.

El quitosano es extraído de la quitina, el componente estructural principal de los exoesqueletos de los crustáceos como cangrejos, camarones y langostas. El quitosano es uno de los polímeros naturales más abundantes y debido a sus únicas actividades biológicas tiene amplias e importantes aplicaciones comerciales en las industrias de la biomedicina, alimentos y química.

El estudio elaborado por los científicos del United States Department of Agriculture (USDA) determinó las actividades antibacterianas del quitosano y su derivado el oligosacáridos lactato contra Aeromonas hydrophila, Edwardsiella ictaluri y Flavobacterium columnare, tres de las más bacterias patogénicas de los peces de aguas cálidas.

“El quitosano y su derivado el oligosacárido lactato exhibieron actividad antibacteriana contra las tres bacterias evaluadas y su actividad fue dosis dependiente. Ambos compuestos inhibieron completamente el crecimiento de A. hydrophila a 0.8% y E. ictaluri y F. columnare a 0.4% o concentraciones más altas” reportan los científicos.

Ellos indican que el oligosacárido lactato fue más efectivo en matar o inhibir el crecimiento de todas las bacterias evaluadas.

“Ambos compuestos exhibieron una actividad antibacteriana contra las tres especies bacterianas a través de un proceso secuencial que se inicia con la absorción en la superficie de la bacteria y que culmina con la salida de los componentes intracelulares y la muerte de la célula” concluyen los científicos.

Ellos indican que para los animales acuáticos, el quitosano podría tener ventajas como un nuevo agente antimicrobiano debido a su alta actividad y el incremento de la solubilidad en el agua.

Referencia:
Yildirim-Aksoy, M. and Beck, B.H. (2017), Antimicrobial activity of chitosan and a chitosan oligomer against bacterial pathogens of warmwater fish. J Appl Microbiol, 122: 1570–1578. doi:10.1111/jam.13460