Valparaíso, Chile.- Nueva revisión científica destaca el potencial de los manano oligosacáridos obtenidos de la levadura de la cerveza como prebiótico en la acuicultura de crustáceos, y de camarones en particular.

La producción acuícola es vulnerable a los efectos adversos de las enfermedades y las condiciones ambientales, que pueden afectar diferencialmente de acuerdo a la zona geográfica, sistemas de cultivo y especies objetivo. En el caso de la acuicultura de camarones peneidos, el desarrollo de nuevos sistemas de cultivos orientados a la intensificación permite reducir el riesgo de ingreso y diseminación de patógenos.

Los prebióticos tienen el potencial de incrementar la eficiencia y sostenibilidad de la producción acuícola. Uno de los prebióticos más promisorios en la acuicultura son los Manano Oligosacáridos (MOS) que son moléculas de carbohidratos derivados de la pared de la célula de la levadura Saccharomyces cerevisiae, que impiden la adhesión de patógenos bacterianos.

Científicos de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y de la Universidad de Chile elaboraron una revisión científica sobre los avances obtenidos en el uso d MOS como prebióticos en la acuicultura, en particular en el cultivo de crustáceos, donde han generado respuestas positivas en todas las experiencias actuando sobre el incremento del crecimiento, la supervivencia, modulando la respuesta inmune y modificando la morfología del tracto digestivo.

Los científicos citan que la adhesión y colonización son requisitos previos para el establecimiento de la patogénesis bacteriana, condicionando la activación de diversos procesos, como la formación de biopelículas o translocación de proteínas. “Esto sustenta a la prevención de la adhesión como objetivo para el desarrollo de nuevas estrategias preventivas de la infección bacteriana” dijeron.

“El empleo de MOS como un bloqueador de la colonización de patógenos evoluciona desde el concepto de que ciertos azúcares, como la manosa, podrían ser utilizados como inhibidores de la adhesión de patógenos mediada por lectinas presentes en las fimbrias. Estas lectinas bacterianas se unen a los carbohidratos constituyentes complementarios de glicoproteínas o glicolípidos en la superficie de los tejidos del hospedador” reportan los científicos.

Ellos indican que el potencial de manano oligosacáridos (MOS) como prebióticos en acuicultura de crustáceos ha sido estudiado por investigadores de varios países.

“La evidencia revisada indica que la reducción de bacterias patógenas oportunistas como Vibrio, es un efecto de la aplicación de MOS en las dietas. Al reducir la presencia de dichas bacterias, se reduce también la colonización del tracto digestivo con patógenos, lo que a su vez reduce colateralmente el efecto de las exotoxinas y la translocación bacteriana sobre el epitelio intestinal reforzando la integridad y funcionalidad de la barrera epitelial intestinal” citan los autores del estudio.

Referencia (abierto):
Gainza Oreste, Romero Jaime. Manano oligosacáridos como prebióticos en acuicultura de crustáceos. Lat. Am. J. Aquat. Res. [Internet]. 2017 Mayo [citado 2017 Jun 16] ; 45( 2 ): 246-260. Disponible en: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-560X2017000200002&lng=es.