Noruega.- Poca atención se viene prestando al uso de antibióticos en la industria de la acuicultura, como una de las razones para el incremento en la resistencia de las bacterias a los antibióticos y la diseminación de esta resistencia a otras bacterias.

El proyecto de investigación doctoral de Syed Qaswar Ali Shah estudió el fundamento genético para la resistencia a los antibióticos en bacterias aislados de los salmones. El recolectó aislados (resistentes a la quinolone) de la bacteria Flavobacterium psychrophilum de trucha arco iris y aislados equivalentes de Yersinia ruckeri del salmón del Atlántico. Estas bacterias son las causantes de la enfermedad bacterial del agua fría en trucha arco iris y de la enfermedad de la boca roja en el salmón, respectivamente.

Sólo un número de limitados de agentes antibióticos están autorizados para ser usados en acuicultura. El desarrollo de resistencia a las quinolones puede conducir a restricciones en el uso de este medicamente en la industria acuícola, por lo que se debe dar un mayor énfasis en la prevención de la infección y el desarrollo de una vacuna contra F. psychrophilum para evitar la infección.

Resistencia a los antibióticos en la industria acuícola

Syed Qaswar Ali Shah también estudió aislados con la finalidad de descubrir los genes que codifican la resistencia a los diferentes antibióticos usados en medicina veterinaria. Los aislados de bacterias fueron colectados de la granja de carpa en Pakistán, de granjas de tilapia en Tanzania y de piscigranjas en Chile y Noruega. Una proporción significativa de los aislados fueron resistentes a los diferentes tipos de antibióticos. Los aislados de granjas de agua dulce contienen más bacterias resistentes que los provenientes de aguas marinas. Además, Shad descubrió la resistencia a los antibióticos en aislados de granjas de agua dulce que no estaban usando antibióticos como un método de tratamiento. Esto puede ser explicado por las operaciones integradas en la piscigranja, donde los fertilizantes de otras granjas de animales fueron usados como una importante fuente de alimento para los peces de cultivo.

Hubo más bacterias resistentes a los antibióticos en los aislados de agua de mar de Chile que en los aislados de Noruega. La mayor ocurrencia en Chile puede ser explicado por el uso de antibióticos en el cultivo del salmón: aproximadamente 840 g de antibióticos por 1000 kg de peces en el 2008. En comparación, aproximadamente 1 gramo por 1000 kg de peces fue usado en Noruega en el mismo año.

Los antibióticos son proporcionados como suplementos en los alimentos en la industria acuícola y como resultado, el ambiente que rodea la granja esta directamente expuesta a estos medicamentos. El alimento no consumido que contiene antibióticos y los antibióticos no digeridos en las heces de los peces son depositados en el sedimento de las piscigranjas. Debido a que la muchas de estas sustancias de antibióticos se reducen lentamente, ellos contribuyen ha una acumulación de los antibióticos en el ambiente que rodea las piscigranjas que puede dar como resultado una selección de genes resistentes en las bacterias para los antibióticos.

El desarrollo de la resistencia adquirida en una bacteria acuática puede resultar en un reservorio de bacterias resistentes que diseminan la resistencia por medio de una transferencia de genes horizontal.

Syed Qaswar Ali Shah defendió su tesis doctora titulada "Antimicrobial resistance in fish pathogenic and aquatic environmental bacteria" en la Norwegian School of Veterinary Science (NVH).