Ithaca, EEUU.- Los científicos de la Escuela de Medicina Veterinaria de Cornell University identificaron la presencia del virus mortal de la septicemia hemorrágica (VHSV) mediante técnicas que no son letales para los peces.

El método actual para probar si un cuerpo de agua tiene peces infectados requiere el muestreo de los principales órganos de los peces nativos, debido a la preocupación de que las muestras de peces invasores no son lo suficientemente sensible para detectar el virus.

En un estudio publicado en la edición de marzo en la Journal of Veterinary Investigation (25:2), el VHSV fue detectado en biopsias de los tejidos de las aletas y branquias, lo cual causa poco daño.

“Estamos preocupados por la cantidad de peces que estamos muestreando en cada vigilancia” dijo la estudiante de postgrado Emily Cornwell, autor principal del estudio.  “Hasta este punto, todos nuestros muestreos fueron letales. Queremos evitar tomar peces que son importantes para el deporte o que son protegidos”.

Debido a que el virus puede diseminarse en múltiples regiones, miles de peces son típicamente probados, dijo el co-autor Rod Getchell, Ph D, investigador asociado en microbiología e inmunología.

Los peces infectados con VHSV muestran signos de sangrados externo e interno, y comúnmente los peces mueren en pocas semanas. La infección por VHSV permanece como incurable, así que minimizar su presencia es primordial. El monitoreo de peces para líneas europeas de VHSV de muestras colectadas de forma no letal ha sido posible desde el año 2009. Sin embargo, “El genotipo de los Grandes Lagos sólo ha sido conocido desde el 2005, así que esta patogenesis no ha sido bien estudiada” dijo Cornwell. “Aun cuando los virus son similares, ellos tienen diferentes huésped que infectar”.

Este muestreo menos dañino nos permitirá hacer estudios más exhaustivos y de largo plazo del VHSV, además de seguir la progresión de la enfermedad. “Los peces pueden ser asintomáticos, pero la infección  puede surgir. Hay un montón de complejidades acerca de la evolución de la enfermedad que no conocemos” dijo Cornwell.

Para probar si la cepa de VHSV de los Grandes Lagos puede ser detectado de muestreos menos invasivos, los científicos colectaron pequeñas muestran de tejido de las aletas y branquias de peces inyectados con VHSV. El ARN extraído de las aletas y branquias reveló la presencia viral con el mismo éxito que el ARN de varios órganos internos, la actual, pero letal muestreo.

El método tradicional también identificó sólo con éxito el virus de alrededor del 50% del tiempo en uno de los tipos de peces usados en el estudio, a pesar de que los peces fueron expuestos a un millón de copias del virus. “La técnica tradicional de aislamiento del virus no tan es sensible, por lo que se optó por inyectar al pez, de esta forma, sabíamos con certeza que todos los peces fueron expuestos” dijo Cornwell.

Las regulaciones indican que los peces deben ser evaluados usando el método de aislamiento de virus tradicional, dijo Getchell. “Por ejemplo, si queremos mover los peces de los Grandes Lagos, tendrás que usar la técnica aprobada. Las técnicas moleculares (nuevas), aun cuando son más sensibles, no son parte aun de las regulaciones” observó Getchell.