Australia.- El plancton puede diseminar un virus como el herpes, que viene devastando a las ostras del Pacífico de cultivo en todo el mundo.

El Dr. Richard Whittington, de la University of Sydney, y sus colegas, informaron sus hallazgos sobre el Síndrome de la Mortalidad de la Ostra del Pacífico (POMS) en la revista Diseases of Aquatic Organisms.

“Esta es la primera vez que tenemos la sospecha que este (virus) se adhiere a las partículas, probablemente al plancton, lo cual abre las puertas para una gestión más adecuada” dijo Whittington.

Desde el año 2008, el POMS, causado por el ostreid herpesvirus (OsHV-1), vienen matando las ostras del Pacífico en un grupo de países que va desde Francia, y el Reino Unido a España, y EEUU.

“Este es un herpes virus, pero está en una rama de los herpes virus que es completamente distante y alejado de cualquiera que causa enfermedades en los seres humanos y animales terrestres” dijo Whittington.

Las ostras del Pacífico, sin embargo es muy susceptible al virus, el cual causa una infección sistemica que frecuentemente conducen a la muerte.

“La tasa de mortalidad puede llegar a 100%” dijo Whittington, agregado que los brotes de la infección se presentan en los meses de verano.

En el año 2010, el virus golpeó a Nueva Zelanda y Australia, pero a la fecha nadie conocía como el virus se disemina de un lugar a otro.

“Esta es en realidad una enfermedad internacional, pero nadie había descubierto como se disemina” dijo Whittington.

Transmisión del virus

Conocer sobre la transmisión del virus responsables es esencial para romper el ciclo de infección y re-establecimiento de la producción comercial de las ostras en estas áreas.

En un estudio de seis meses, Whittington y sus colegas sembraron 8000 ostras juveniles y adultos a diferentes profundidades en tres lugares diferentes en la bahía Botany y estuario del río Georges.

Ellos encontraron que el virus no se distribuyó aleatoriamente o uniformemente en el agua, pero si mostraba ese comportamiento en el plancton. “Los modelos de mortalidad fueron consistentes con el comportamiento del plancton” dijo Whittington.

Él dijo que bajo algunas condiciones, el plancton pueden viajar decenas de kilómetros con las corrientes oceánicas y puede explicar la transmisión de la enfermedad de bahía Botany al río Hawkesbury, lo que sucedió en enero de 2013.

Pruebas

Mientras que el componente exacto del plancton que es el “caballo de troya” para el virus aun no ha sido identificado, Whittington dice que los hallazgos son útiles para los productores de ostras.

Basado en la teoría del plancton, Whittington viene ayudando a los productores a realizar pruebas de cultivo de ostras a diferentes profundidades, que les permitan evitar cualquier virus. Esta publicación acaba de ser publicada en la revista Aquaculture.

Referencia:
Paul-Pont I, Dhand NK, Whittington RJ (2013) Spatial distribution of mortality in Pacific oysters Crassostrea gigas: reflection on mechanisms of OsHV-1 transmission. Dis Aquat Org 105:127-138

Ika Paul-Pont, Navneet K. Dhand, Richard J. Whittington. Influence of husbandry practices on OsHV-1 associated mortality of Pacific oysters Crassostrea gigas. Aquaculture Volumes 412–413, 1 November 2013, Pages 202–214. http://dx.doi.org/10.1016/j.aquaculture.2013.07.038,