Auburn, EEUU.- Un equipo de científicos de la Auburn University estudió el desarrollo de la biopelícula y la presencia en ella del patógeno de peces altamente contagioso Flavobacterium columnare.

Flavobacterium columnare es un bacteria patógena de los peces que afecta a muchas especies de peces de agua dulce en todo el mundo. El reservorio natural de este patógeno es desconocido, pero su resiliencia en los sistemas acuícolas cerrados indican a la biopelícula como fuente de contagio de los peces de cultivo.

“Por primera vez evaluamos como los diferentes parámetros químicos afectan la formación de la biopelícula, con la finalidad de encontrar condiciones que ayuden a prevenir o limitar el desarrollo de la biopelícula en las instalaciones acuícolas” informó Covas Arias, profesor de pesca en la Auburn University.

En las especies de peces de agua dulce, particularmente en el cultivo de bagre y tilapia, la bacteria F. columnare causa la enfermedad conocida como “columnaris”, una patología que es devastadora para la industria acuícola y la segunda enfermedad bacteriana en importancia en las operaciones de cultivo comercial de bagre en el sureste de EEUU. La enfermedad se caracteriza por lesiones sobre la piel, aletas y branquias de los peces. Como la infección y la necrosis resultante se ubican en las branquias, se corta el abastecimiento de oxígeno en los peces.

La biopelícula es una capa de bacterias que se forma y coloniza las superficies inertes y en sistemas acuícolas cerrados es considerado como la fuente de contagio de F. columnare para los peces de cultivo. En el marco de su proyecto los científicos de Auburn documentaron la formación y los cambios en la biopelícula bajo condiciones estáticas y de flujo de agua, y examinaron los efectos de la temperatura, pH, salinidad y dureza del agua sobre la capacidad de que la biopelícula se adhiera a las superficies.

Aun cuando F. columnare puede sobrevivir en lagos o estanques de agua, se vuelve menos virulenta con el tiempo. Un hallazgo clave en el estudio fue que F. columnare en las biopelículas mantiene su potencial. Los científicos también encontraron que las altas temperaturas del agua y la salinidad inhiben la formación de la biopelícula, mientras que las durezas altas fortalecen la formación de la misma.

Los científicos encontraron 19 cepas de F. columnare. Ellos confirmaron la virulencia potencial por inoculación cutánea de alevinos de bagre del canal con biopelículas maduras.

“El mantenimiento de los valores de dureza y salinidad dentro de ciertos rangos puede ayudar a prevenir la formación de biopelícula en los sistemas acuícolas” destacó Arias.

Referencia:
Cai W., De La Fuente L, Aria CR. Biofilm formation by the fish pathogen Flavobacterium columnare: development and parameters affecting surface attachment. Appl Environ Microbiol. 2013 Sep;79(18):5633-42. doi: 10.1128/AEM.01192-13.