Noruega.- La incidencia de cataratas en el salmón del Atlántico de cultivo esta en aumento debido a las dietas basadas en vegetales. “Esta es una condición en donde podemos hacer algo” dijo Sofie Charlotte Remø.

Remø, una investigadora del National Institute of Nutrition and Seafood Research (NIFES) de Noruega, esta estudiando este desorden en los ojos de los salmones para su grado doctoral.

En el salmón del Atlántico, la opacidad gradual del cristalino del ojo causada por las cataratas hace que sea difícil para los peces encontrar su alimento. La condición se origina de cantidades insuficientes del aminoácido histidina, debido al reemplazo del aceite de pescado con aceites vegetales en la alimentación, el rápido crecimiento y las temperaturas cálidas del océano.

“Para prevenir el desarrollo de las cataratas, después de la transferencia al agua de mar, se necesita más histidina en la dieta, que lo requerido sólo para el crecimiento” explicó Remø.

“Previamente, los niveles de histidina se basaban en el requerimiento para el crecimiento. Las cataratas son un problema del bienestar de los peces en la acuicultura que pueden ser prevenidos mediante el incremento de la concentración de histidina en las dietas”.

Aceites vegetales afectan los genes

El salmón del Atlántico usa la histidina para elevar el nivel de N-acetil-histidina (NAH) en el cristalino del ojo. NAH inhibe las cataratas a través de sus propiedades antioxidantes y efectos osmoliticos (regulando el balance de fluidos en los lentes). Remø también esta estudiando si el incremento en el uso de los aceites vegetales en la alimentación del salmón y las temperaturas cálidas del agua incrementan el riesgo del desarrollo de cataratas.

“Los lípidos en el cristalino del ojo del salmón son ligeramente afectado cuando la dieta contiene de ácidos grasos de origen vegetal, en vez de origen marino” continuó Remø. “Sin embargo, el uso de aceites vegetales no afecta a los genes del cristalino que controlan el sistema de defensa contra las cataratas”.

Las dietas con más ingredientes basados en vegetales podría hacer al salmón más susceptible a desarrollar cataratas en conjunto con ciertos factores externos, como las temperaturas cálidas del océano. Se requiere de mayores investigaciones para determinar cuan grande es el riesgo, especialmente en los primero estadios de vida.

Mayor incidencia con el calentamiento global

Debido a que los peces son de sangre fría, su metabolismo y crecimiento son afectados por la temperatura del agua. En los últimos años, las temperaturas del agua de mar han excedido los 18 oC en varias áreas a los largo de la costa oeste y sur de Noruega. Durante estos eventos los peces usaron más su alimentación para mantener las funciones del cuerpo, en vez de crecer.

“El requerimiento de histidina es mayor en agua de mar que en agua dulce” dijo Remø, “y una cantidad suficiente de histidina es especialmente importante durante los períodos de temperaturas más altas”.

Los resultados de Remø muestran que los smolts desarrollan cataratas rápidamente cuando hay poca histidina en la dieta. En el curso de un mes en agua de mar, los smolts de 70 gr que desarrollaron cataratas tuvieron dificultades para encontrar su alimento y crecer hasta la talla comercial.

En comparación con el salmón, la trucha arco iris es capaz de mantener un mayor nivel de NAH en el cristalino cuando se le da la misma cantidad de histidina, y por ende es menos susceptible a los desórdenes cuando se exponen a temperaturas más altas del agua de mar.