EEUU.- Un tipo de arcilla usada en cosméticos, medicina y fabricación de papel puede ser lo que los productores acuícolas necesitan para combatir la columnaris, un enfermedad bacteriana costosa y mortal que afecta a los peces de agua dulce en todo el mundo.

Los científicos del Agricultural Research Service (ARS) han descubierto que agregar esta arcilla, denominada “kaolin” (caolín), al agua mejorar significativamente la tasa de supervivencia del bagre del canal con la enfermedad columnaris, que es causada por el patógeno bacteriano Flavobacterium columnare. La columnaris afecta a muchas especies de peces de cultivo, pero pocos métodos preventivos o terapias están disponibles para tratar la enfermedad, dijo Benjamin Beck, fisiólogo de peces en el Harry K. Dupree Suttgart National Aquaculture Research Center (ARC).

“El patógeno esta en todas partes” manifestó Beck. “Incluso se encuentran en los peces sanos en niveles muy bajos, pero por lo general no causan problemas hasta que los peces se estresan”.

La enfermedad afecta principalmente a las branquias, piel y aletas de los peces. Las bacterias son proteolíticas (producen enzimas que degradan los tejidos), y “en los casos severos, la infección puede exponer el músculo subyacente” añadió Beck. “Los peces pueden perder todas sus aletas, pero el objetivo real es la branquia. Si el pez pierde la función de la branquia, muere rápidamente, debido a que la branquia actúa en el intercambio de gases”.

Beck y sus colegas de ARS evaluaron al caolín como una alternativa a los antibióticos, los cuales algunas veces son usados para tratar enfermedades en los peces. Si bien EEUU es uno de los principales productores de caolín, este puede ser hallado en todo el mundo. La arcilla blanca suave también se usa en la fabricación de porcelana china, y otros productos.

Los científicos de ARS colaboraron con investigadores en KaMin, LLC en Macon (Georgia), quienes proveyeron el caolín y ayudaron a formular diferentes tamaños de partículas de arcilla para su uso en el estudio.

Los experimentos consistieron en agregar caolín a los tanques de agua que contenían a los bagres jóvenes, mientras que otros tanques no recibieron ningún tratamiento (control). El patógeno causante de la enfermedad fue agregado al agua en todo los tanques.

Durante el período de estudio de 7 días, las tasas de supervivencia fueron de 96% para los peces tratados con caolín y de 79% para los peces no tratados. Los análisis microscópicos de los peces no tratados revelaron severas lesiones en las branquias, mientras que las branquias de los peces expuestos a la arcilla no presentaron lesiones.

“Nosotros descubrimos como el caolín trabaja” dijo Beck. “Este 'agarra' la bacteria y se une a ella, por consiguiente previene que esta ataque a los peces y cause la enfermedad”.

Los científicos creen que el proceso puede ser escalado a la producción comercial. “Fuimos capaces de construir un filtro que contiene caolín, el cual puede ser usado para reducir la carga de patógenos en el agua” manifestó Beck. “Pensamos que la arcilla es ideal y que no es cara” agregó el científico.

Mayor información:
Benjamin Beck
Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.